Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo disfruta de la presencia de los barcos de las mejores compañías de la industria turística marítima que existen en la actualidad. Una de ellas es Royal Caribbean Internacional, a cuya decisión se deben las dos escalas en este puerto del mayor crucero del mundo. Durante seis años, ha sido otro de los grandes barcos de esta compañía, “Independence of the Seas”, el que ha situado la majestuosidad de su estampa marinera en la ría viguesa. Como ya hemos publicado en esta misma sección, dicho barco emprenderá dentro de poco una nueva etapa en aguas del Caribe, con base en EE.UU.

Ello no quiere decir que Royal Caribbean se retire, sino todo lo contrario. Hoy ha hecho escala el buque “Adventure of the Seas”, que arribó en escala programada a las 09 h procedente de Lisboa en viaje a Southampton, hacia donde zarpó a las 16 h. En esta oportunidad, a bordo viaja una expedición de 3.211 pasajeros y 1.173 tripulantes. Salieron doce autobuses para realizar las excursiones contratadas a bordo, a los sitios de interés, como Santiago de Compostela, Cambados y Mondariz. “Otros quedaron en la ciudad, visitando tiendas, museos, el casco antiguo y las playas en un día estupendo, con una temperatura excelente”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. De la consignación se ocupó la delegación de Pérez y Cía, con su eficacia habitual.

El buque “Adventure of the Seas”, esta mañana, a su llegada a Vigo

Visto en toda su eslora, por la aleta de estribor, mientras maniobra

Fotos: Alfredo Campos Brandón

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Princess Cruises es una de las grandes compañías del sector turístico. Fundada en 1965 como filial de P & O Cruises, desde 2002 pertenece a Carnival Corporation, que es la empresa del sector mayor del mundo. Muchos de nuestros lectores recordarán la serie televisiva “Vacaciones en el mar”, filmada a bordo del buque “Pacific Princess”, uno de los barcos más famosos de la mencionada naviera. A partir de ahí, en cierto modo, el mercado de los cruceros de turismo se ha popularizado de una manera considerable y la industria ha experimentado un impulso extraordinario. Hoy tiene una flota de 18 barcos, algunos de ellos realmente espectaculares. 

Uno de sus barcos imponentes que operan en esta zona del Atlántico se llama “Emerald Princess” y ayer estuvo en el puerto de Vigo. Llegó en escala programada poco antes de mediodía, procedente de Arrecife de Lanzarote en viaje a Southampton. A bordo, en esta oportunidad, 3.122 pasajeros y 1.144 tripulantes. Salieron doce autobuses con las excursiones contratadas a bordo “en un día muy caluroso, propio de verano y estamos en octubre; los turistas y los tripulantes que bajaron a tierra animaron las terrazas de los establecimientos de hostelería y recorrieron el casco histórico y el centro de la ciudad”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. De la consignación se ocupó, con su habitual eficacia, la delegación de Pérez y Cía.

Estampa marinera del megacrucero “Emerald Princess”, a su llegada a Vigo

Aspecto de la espectacular popa del buque “Emerald Princess”

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Baleares” (F-71) salió ayer de su atraque en la estación naval de La Graña, Ferrol, donde ha permanecido varios años, a remolque del remolcador “Pau da Luz” camino de Vigo, a donde llegará esta tarde. El histórico buque ha sido adjudicado a la UTE formada por las empresas Actuaciones Navales Las Palmas y Recuperación Materiales Diversos (RMD) y aunque inicialmente se había publicado que sería desguazado en Arinaga (Gran Canaria), todo parece indicar que será en Vigo.

La UTE presentó una oferta de 376.000 euros ante la Junta Delegada de Enajenaciones y Liquidadora de Material de Ferrol. El citado organismo de la Armada había fijado un precio de salida de 350.000 euros y se recibieron cuatro ofertas, siendo finalmente adjudicado a la mencionada. La fragata “Baleares”, cabeza de serie de los cinco buques de su clase construidos en el astillero de Ferrol, entró en servicio en 1973 y causó baja en 2004. Después de una década de amarre, su destino está sellado.

La fragata “Baleares”, a remolque del “Pau da Luz”, a su paso frente a La Coruña

Foto: Manuel Candal Casado

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El grupo naviero Chandris fundó Celebrity Cruises en abril de 1988. La compañía tenía entonces cierta tradición en el mercado turístico norteamericano, a través de Chandris Fantasy Cruises, aunque sus orígenes se remontan a 1960, cuando Anthony Chandris fundó Chandris Lines. Con anterioridad y desde finales de la Segunda Guerra Mundial, otras tres sociedades – Greek Australian Line, National Greek Australian Line y Europe-Australia Line- alcanzaron relevancia en la posguerra europea, precisamente en la línea de Australia. La letra “X” que luce en la chimenea está reconocida a nivel internacional y significa “chi”, en alusión directa, precisamente, a “Chandris”.

En 1997, el grupo naviero Royal Caribbean International compró Celebrity Cruises y desde entonces forma parte de Royal Caribbean Cruises Ltd., en unión de Azamara Club Cruises, Pullmantur y CDF Crosieres de France. Tiene su sede social en Miami, en el mismo edificio de Royal Caribbean, el cual tuvimos el placer de visitar hace unos años. Como seña de identidad, los nuevos propietarios han mantenido la contraseña de Chandris y su presencia en todo el mundo es un referente de prestigio.  

El buque “Cellebrity Eclipse” es el primero de una serie de cinco

Es un buque espectacular, que no pasa desapercibido

El buque “Celebrity Eclipse”, atracado en el puerto de Vigo, visto por la aleta de babor

Cuando Royal Caribbean se hizo cargo de Celebrity Cruises, diseñó un plan de renovación de flota con la incorporación temporal de los buques “Horizon”, “Zenith”, “Galaxy” y “Mercury”, a los que siguieron los cuatro buques de la clase “Millenium” y otro parecido, aunque algo más pequeño, llamado “Century”, todos los cuales anteponen en la actualidad el nombre “Celebrity”. Al mismo tiempo emprendió un programa de nuevas construcciones, formado por cinco buques de la clase “Solstice”, de 122.000 toneladas de registro bruto y 3.000 pasajeros de capacidad, que constituyen en la actualidad el grueso de su flota.

El primero del quinteto estuvo ayer en el puerto de Vigo, donde ya es un viejo conocido. Arribó a primera hora de la mañana procedente de Southampton en viaje a Lisboa, en esta oportunidad con una expedición de 2.911 pasajeros y 1.211 tripulantes. Los cruceristas que contrataron excursiones a bordo salieron en 16 autobuses hacia Sanntiago de Compostela, El Salnés, Mondariz y Bayona la Real. “Otros, en grupos para visitar la ciudad, caso viejo, museos y playas, en un día espléndido de sol y temperatura propia de verano, propiciando un ambiente festivo en la zona portuaria”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. De la consignación se ocupó la delegación de Pérez y Cía., con su eficacia acostumbrada.

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Existe un grupo de buques de turismo exclusivos para un público que desea disfrutar del placer de navegar casi en privado y en un nivel de confort diferenciado. Obviamente, el precio no está al alcance de cualquiera, pero tienen demanda y prueba de ello es que se construyen barcos nuevos para dar respuesta adecuada. Uno de ellos se llama ”Le Soléal” y hoy ha hecho su primera escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde ha coincidido con un veterano llamado “Saga Sapphire”, ex “Europa”, que fue en su tiempo un referente en el mercado alemán.

Propiedad de la naviera francesa Compagnie du Ponant y abanderado en las islas Wallis-Futuna, el buque “Le Soleal” es el tercero de una serie de cuatro gemelos, con capacidad para 264 pasajeros y 139 tripulantes.  El primero de ellos, “Le Boreal”, entró en servicio en abril de 2010; el segundo, “L´ Austral”, en abril de 2011; el tercero, que es el que nos ocupa, en julio de 2013 y el cuarto está previsto para 2015. Tienen una estampa marinera atractiva y aunque no se diferencian entre sí a simple vista, el diseño es único.

El buque “Le Soléal”, a su salida esta tarde del puerto de Santa Cruz de Tenerife

Es el tercero de una serie de cuatro gemelos, propiedad de la Compagnie du Ponant

En 2006, la Compagnie du Ponant fue adquirida por el consorcio CMA CGM y en 2012 revenida el grupo inversor europeo Bridgepoint Capital. Orientada en sus inicios al mercado galo en exclusividad, en los últimos años ha abierto al abanico para otros clientes que quieren disfrutar de las exquisiteces de la cocina, el vino y el champán francés, en un ambiente y atención selecta. Para mantener la esencia, los nuevos propietarios han conservado el nombre de la naviera y de los barcos, a modo de sello distintivo.

Construido en el astillero de Ancona (Italia), es un buque de 10.944 toneladas brutas, 3.427 toneladas netas y 1.400 toneladas de peso muerto, en un casco de 142,10 m de eslora total, 18 m de manga y 4,80 m de calado. Está propulsado por dos motores Wärtsila, con una potencia de 4.600 kw que accionan ejes independientes y hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de 16 nudos. Código IMO 9641675. Tiene en su historial el hecho de ser el primer buque francés que ha cruzado el paso del noroeste, entre Kangerlussuaq (Groenlandia) y Anadyr (Rusia), entre el 26 de agosto y el 16 de septiembre de 2013.

Fotos: Esteban González (imaxfotocanarias.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la fase final de las negociaciones para cerrar un acuerdo, parece ser que un “fondo buitre” llamado Cerberus –al que ya nos habíamos referido en alguna ocasión– tiene visos de ser el nuevo propietario de Trasmediterránea. No tenemos claro que Balearia se haya retirado definitivamente, pese a lo publicado por elconfindencial.com, en el sentido de que la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia ha puesto muchos impedimentos por presunto abuso de posición dominante en las rutas marítimas de Baleares, Cataluña y Levante.

Se habla de que el precio a pagar será de algo más de cien millones de euros, frente a los 272 millones que el grupo liderado por la familia Entrecanales pagó en su momento. En libros, la participación de Acciona está valorada en 110 millones. Cifra, además, muy lejana de los 650 millones de euros –recordamos, incluso, noticias que hablaban de 800 millones– que llegaron a pedir en tiempos de “vacas gordas”, aunque la casi centenaria naviera estaba tocada en la línea de flotación.

La política de barcos alquilados y los propios amarrados, asunto controvertido

Han sido doce años en los que Trasmediterránea ha ido perdiendo fuelle en el sector, por la suma de varias razones y acentuada por la gravedad de la crisis en los últimos tiempos. Hace unos meses les ha entrado prisa por venderla, pues está claro que el negocio marítimo no es lo suyo. Sin embargo, a priori, tenemos razonables dudas de que Cerberus sea la mejor solución para que pueda reconducir la situación y reposicionar a la naviera donde debe estar. Igual nos sorprenden, lo que no sabemos es en qué dirección.

Desde 2009, el grupo Acciona ha tratado de quitarse de encima a Trasmediterránea y no lo ha conseguido. Los barcos no son lo suyo. En este tiempo ha tenido que inyectar dinero para contrarrestar las pérdidas. Hubo una ampliación de capital de 110 millones de euros y desde entonces controla el 92 %. Una parte de la flota está amarrada y abanderada fuera del registro nacional. La construcción de dos rolones en Cádiz se ha convertido en una pesada carga financiera. En 2013 se aplicó un saneamiento en torno a 160 millones de euros y aunque últimamente los resultados han mejorado algo, no es suficiente.

Escribe el periodista Agustín Marco en elconfidencial.com que Cerberus es “un buitre con mucha hambre. Es uno de los fondos conocidos como buitre que más se ha aprovechado de los saldos de la banca, que ha ido vendiendo carteras de créditos a precios de derribo para adelgazar sus balances. El fondo ha comprado durante la crisis préstamos vencidos en manos de Banco Santander, Liberbank y Bankia, entre otros (…). Pero en los últimos meses, el fondo, que ha contratado los servicios de dos banqueros de primera fila como Francisco Luzón (ex vicepresidente del Santander) y Manuel González Cid (ex director financiero de BBVA), ha dado el salto al negocio industrial. La semana pasada cerró la compraventa de Sotogrande, el resort de hoteles y villas de lujo de NH Hoteles y ahora ultima los trámites para subirse a los barcos de Acciona”.

Foto: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque de investigación oceanográfica “Hespérides” –comandante, capitán de fragata Francisco Javier Moreno Susanna– zarpó ayer del muelle del Arsenal Militar de Cartagena para iniciar la XXVIII Campaña Antártica Española, en la que se realizarán 15 proyectos de investigación, nueve de ellos financiados por el Ministerio de Economía. Tendrá una duración de unos cien días y contará con la participación de 70 investigadores procedentes de universidades y centros de investigación de 12 países y en total participarán unas 150 personas. 

El Ministerio de Economía financia con cuatro millones de euros la Campaña Antártica 2014-2015. De los 15 proyectos de investigación programados, nueve están financiados por el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación, uno por la Unión Europea, tres proyectos los realizarán grupos de investigación de Bélgica (en la base Gabriel de Castilla), Japón (en la península de Byers) y Alemania (en colaboración con un grupo español en la base “Juan Carlos I”), y los dos restantes son proyectos de investigaciones españolas que se efectuarán en las bases argentinas de las islas Shetland del Sur y en el buque oceanográfico alemán “Polarstern”. 

foto3

Foto de familia del almirante de Acción Marítima y la dotación del BIO “Hespérides”

foto1

La nueva campaña antártica del BIO “Hespérides” tendrá una duración de unos cien días

Al acto de presentación de la campaña, celebrado en el Arsenal Militar de Cartagena y presidido por el almirante de Acción Marítima, vicealmirante Salvador María Delgado Moreno, asistieron la secretaria general de Ciencia, Tecnología e Innovación, María Luisa Poncela; el presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora-Tamayo y el comandante jefe de la Base Antártica Española “Gabriel de Castilla”, José Pablo Sánchez de Lacalle. Además, el acto contó con la presencia del delegado del Gobierno en Murcia, José Joaquín Bascuñana y otros representantes del Ministerio de Economía, la Armada, el Ejército de Tierra, la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, centros de investigación y varias universidades, informa la Armada española. 

El BIO “Hespérides” llegará previsiblemente el 30 de noviembre a la Antártida para proceder a la apertura de las bases antárticas “Gabriel de Castilla” y “Juan Carlos I”, y se prevé que la campaña finalice el 1 de marzo de 2015. Desde ayer el buque español realizará un total de 160 días de mar y 37 de puerto. Aunque la autonomía le permite navegaciones de 60 días de duración, las navegaciones más largas serán de 32 y 40 días, coincidentes con la primera fase de la campaña y uno de los proyectos de investigación, respectivamente. 

Como se ha indicado, el Ministerio de Economía hace posible esta campaña a través de la coordinación de todas las entidades e instituciones participantes en la misma y representadas en el Comité Polar Español. Para su desarrollo, colaboran la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, que gestiona la Base Antártica Española “Juan Carlos I” en la isla Livingstone; el Ejército de Tierra, que gestiona la Base Antártica Española “Gabriel de Castilla” en la Isla Decepción, y la Armada, que aporta el BIO “Hespérides” (A-33). 

Se trata del único buque español diseñado para efectuar investigación científica multidisciplinar en todos los mares y océanos del planeta, lo que hace posible el adecuado desarrollo de las investigaciones previstas. Tiene una dotación de 61personas y puede alojar a un máximo de 37 científicos y técnicos. Fue construido en el astillero de la Empresa Nacional Bazán, hoy Navantia, en Cartagena y, puesto a flote el 12 de marzo de 1990 en presencia de los Reyes de España –ocasión en la que tuvimos el honor de estas presentes– entró en servicio el 16 de mayo de 1991,

Fotos: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Ciertamente nos dio alegría ver hace unos días al megacrucero “Independence of the Seas” en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, después de una prolongada ausencia. Hoy está de nuevo atracado en el muelle sur, en una jornada gris tras las riadas de ayer, que han dejado una huella de daños y tristeza. Como ya hemos publicado en esta misma sección, la compañía propietaria del citado buque, Royal Caribbean International, ha programado una campaña en el área del Caribe y no sabemos cuánto tiempo pasará antes de que volvamos a verlo por aquí.

La semana se presenta interesante en lo que a la actividad crucerística se refiere. Estamos en plena temporada. Mañana, martes 21, vendrá el buque “Saga Sapphire”, ex “Europa”. El viernes, como será habitual hasta abril de 2015, estará el buque “AIDAStella”; el sábado coincidirán los buques “Celebrity Eclipse” y “Ventura”, dos barcos vistosos y el domingo será el velero “Star Flyer” el protagonista de la jornada. En total, seis escalas que suman 12.750 cruceristas y unos 4.300 tripulantes, pues aunque todos no bajan a tierra también forman parte del negocio.

Bonito encuadre del buque “Independence of the Seas”

Foto: Esteban González (imaxfotocanarias.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El Cuartel General Marítimo de Alta Disponibilidad de la Armada (SP MARFOR, en inglés) ha embarcado su Estado Mayor en el buque de asalto anfibio “Castilla”, desde el que liderar el ejercicio de la OTAN “Noble Mariner-14”. España ejerce como anfitrión de las maniobras que se celebra desde el pasado día 16 hasta el próximo día 26 de octubre, en aguas de Cartagena, golfo de Cádiz y mar de Alborán, donde participan 25 buques, seis submarinos y más de cuatro mil militares de 16 naciones diferentes. 

Este ejercicio se enmarca dentro del proceso de certificación de SP MARFOR para ejercer el mando de la agrupación naval de la Fuerza de Respuesta de la Alianza durante el año 2015, ya que tiene como misión principal el planeamiento y conducción de operaciones navales o conjuntas, tanto en el ámbito nacional como internacional, informa la Armada española. El objetivo del ejercicio es la interoperabilidad entre unidades navales aliadas y el adiestramiento en una amplia variedad de áreas, tales como las operaciones de seguridad marítima, la lucha contra la piratería, la proyección en tierra de una fuerza anfibia o la detección de submarinos. 

El buque de asalto anfibio “Galicia” ejerce de buque de mando del ejercicio

Junto al buque de asalto anfibio “Castilla”, también participan el Grupo de Acción Naval 2 y la Brigada de Infantería de Marina, a bordo del LHD “Juan Carlos I”; las fragatas “Almirante Juan de Borbón”, “Méndez Nuñez”, “Victoria”, “Reina Sofía” y “Canarias”; el buque de aprovisionamiento de combate “Patiño”; el submarino “Galerna” y los cazaminas “Duero” y “Turia”, así como varios aviones y helicópteros de la Flotilla de Aeronaves de la Armada y diferentes unidades de apoyo de la Fuerza de Acción Marítima, caso de los patrulleros “Vigía” y “Medas” y el remolcador “La Graña”. 

En el ejercicio participan también las Agrupaciones Navales Permanentes de la OTAN de escoltas (SNMG-2) y la de Medidas Contraminas (SNMCMG-2), así como otros buques, submarinos y aeronaves. En total suman unidades de 16 países, de los cuales 13 pertenecen a la Alianza: Alemania, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, Italia, Polonia, Portugal, Reino Unido y Turquía y, como observadores, Bélgica y Holanda. Australia, Finlandia y Suecia también tienen status de observadores. 

Los buques integrados en la agrupación SNMG-2 que toman parte en el ejercicio son, además de la fragata española “Almirante Juan de Borbón”, el buque de mando estadounidense “Leyte Gulf” y otras tres fragatas: la alemana “Niedersachen”, la canadiense “Toronto” y la turca “Kemalrais”. La agrupación de medidas contraminas SNMCMG-2 la componen actualmente cinco buques cazaminas: “Duero”, español; “Aviere”, italiano, buque de mando; “Hamburg”, alemán; “Erdek”, turco y “Evopri”, griego. Seis submarinos y cuatro aviones de patrulla marítima completan el despliegue aeronaval del ejercicio.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La expectación volvió a repetirse y todavía no había amanecido cuando muchos esperaban la llegada del mayor crucero de turismo del mundo, “Oasis of the Seas”, en su segunda escala en el puerto de Vigo. Atracó a las 07,15 h procedente de Southampton en viaje a Port Everglades. La escala estaba programada hasta las 20 h y a bordo, en esta ocasión, 5.199 pasajeros y 2.164 tripulantes, “en día con buena temperatura y con rachas de sol, que propiciaron un ambiente de participación en los actos preparados para que los turistas llevaran un grato recuerdo del paso por nuestra ciudad”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. 

Los turistas utilizaron 26 autobuses para desplazarse en excursiones contratadas a bordo a Santiago Compostela, Cambados, Mondariz-Balneario, y Bayona La Real. Numerosos grupos pasearon por la ciudad visitando el casco histórico y las áreas comerciales en un ambiente festivo. “La expectación se repitió en los aledaños de la Estación Marítima, el Berbés, fueron puntos de concentración de fotógrafos para lograr con sus cámaras la imagen de tan espectacular buque. Como siempre la demostrada capacidad y eficacia del personal de Pérez y Cía S.L. se puso a prueba, superándola con matrícula”, concluye.

Todavía no había amanecido y el gigantesco barco estaba atracado en Vigo

Durante el día, las dimensiones colosales del buque fueron protagonistas de la jornada

27 de septiembre y 18 de octubre son dos fechas históricas en el puerto de Vigo

Fotos: Alfredo Campos Brandón