Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo sigue disfrutando de las escalas periódicas del gigante norteamericano “Independence of the Seas”. En la escala de ayer el verano no se definió lo suficiente, “pues reinó la niebla y abrió en algunos momentos; es el tiempo de finales de agosto, muy habitual en Vigo”, apunta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. El megacrucero arribó procedente de Lisboa en viaje a Southampton, con una expedición de 4.294 pasajeros y 1.346 tripulantes. Salieron trece autobuses y dos microbuses para hacer las excursiones programadas y los que bajaron a tierra animaron la zona portuaria y las calles de la ciudad.

Propiedad de Royal Caribbean International, el buque “Independece of the Seas” es la construcción número 1.354 del astillero STX Finland, en Turku (Finlandia). Fue construido en dique seco, en el que el 30 de abril de 2007 flotó por primera vez y en mayo de 2008 fue entregado a sus armadores. Es un buque de 154.407 toneladas de registro bruto (GRT) y son sus principales dimensiones 339 metros de eslora total -303,21 m de eslora entre perpendiculares-, 38,60 m de manga y 8,60 m de calado. Está propulsado por seis motores Wärtsila 12V46C, con una potencia de 75.600 kilovatios, que accionan tres pods azimutales –dos móviles y uno fijo– y le permiten desarrollar una velocidad de crucero de 21,6 nudos. Código IMO 9349681.

El megacrucero visita Vigo con frecuencia. Y cada vez que lo hace es un espectáculo

A finales de agosto, el verano deja en Vigo nubes y claros

Es un cliente importante.Aporta un flujo económico considerable en cada escala

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por primera vez en el puerto de Santa Cruz de La Palma la estampa marinera del buque “Insignia”, que durante unas horas ha aleteado al resguardo del Risco de la Concepción la contraseña de Oceania Cruises. No es un crucero de turismo al uso, sino que se trata de un barco de alto standing con capacidad máxima para 700 pasajeros. Y aunque esta haya sido la primera vez en la que ha estado como tal, anteriormente lo había hecho con el nombre de “Columbus 2” y contraseña de la compañía alemana Hapag Lloyd.

El buque es propiedad de la sociedad norteamericana Insignia Vessel Adquisition LLC, con sede en Doral (Florida, EE.UU.). No es un crucero de turismo al uso, sino que se trata de un barco de alto standing con capacidad máxima para 700 pasajeros. Es el primero de una serie de ocho buques gemelos, que fueron el punto de partida de Renaissance Cruises. Sin embargo, la empresa fracasó y tres años después los barcos estaban intervenidos judicialmente.

Estampa marinera del buque “Insignia” en el puerto de Santa Cruz de La Palma

Es el primero de una serie de ocho buques gemelos construidos en Francia

Construcción número H31 del astillero de St. Nazaire (Francia), es un buque de 30.277 toneladas brutas, 11.481 toneladas netas y 2.700 toneladas de peso muerto. Mide 180,45 m de eslora total 25,73 m de manga y 5,95 m de calado. Está propulsado por cuatro motores Wärtsila 12V32, con una potencia de 13.500 kw sobre dos ejes e igual número de hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 18 nudos. Código IMO 9156462.

Entregado el 24 de junio de 1998 bautizado con el nombre de “R One”, el 17 de julio siguiente se estrenó con un viaje de presentación entre St. Nazaire, Dover y Amsterdam. Pronto se hicieron presentes los problemas financieros de Renaissance Cruises, que se había embarcado en un contrato de ocho buques nuevos. En octubre de 2011 el buque de esta historia fue detenido durante una escala en Gibraltar y en diciembre de ese mismo año lo compró la sociedad Cruiseinvest One S.A., con sede en Majuro (Islas Marshall). En junio de 2003 fue rebautizado “Insignia” y en diciembre de 2006 pasó a manos de la mencionada Insignia Vessel Adquisition LLC. Entre abril de 2012 y mayo de 2014 navegó con el nombre de “Columbus 2”, fletado por la compañía alemana Hapag Lloyd.

La contraseña de Oceania Cruises, pintada en la chimenea del buque

Encuadre del buque y, al fondo, la ciudad marinera de Santa Cruz de La Palma

Visto por la aleta de estribor, desde el muelle de ribera

Fotos: Alberto Pérez, Jorge Luis Henríquez Hernández y José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No le van mal las cosas al poderoso grupo danés AP Moller-Maersk. Al cierre del primer semestre del año, el beneficio neto ha sido de 2.620 millones de euros, lo que supone una mejora del 113,3% respecto de igual periodo de 2013, informa la mayor compañía de transporte marítimo del mundo. Los resultados son consecuencia del impulso propiciado por el transporte marítimo (Maersk Line y Maersk Oil) y las terminales de contenedores (APM Terminals).

En dicho periodo, la cifra de negocio ascendió a 17.675 millones de euros (+ 1,5 %). Sólo en el segundo trimestre del año, el beneficio neto ha sido de 1.719 millones de euros (+ 169,1 %) y la facturación sumó 8.917 millones de euros (+2,2 %). Las cuentas tienen un impacto extraordinario de 2.089 millones de euros por la venta del paquete mayoritario en Dansk Supermarked Group y la amortización de 1.268 millones de euros de activos en Brasil.

Los megabuques Triple E de Maersk hacen escala en Algeciras

Foto: Juan Gabriel Mata

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“El pasado domingo fue un día duro en Fred. Olsen, pero sí puedo asegurar que todos los empleados de la compañía hicieron un esfuerzo descomunal para trasladar a todos los pasajeros y sus vehículos a su isla de destino, que al final es lo que todos deseamos y es nuestra razón de ser”, nos dice el capitán Juan Ignacio Liaño, director de Flota de Líneas Fred. Olsen. “Lamentablemente hubo grandes retrasos y algunos cambios de itinerarios, pero siempre tratando de buscar lo mejor para los pasajeros”.

“Entiendo el malestar que muchos de ellos nos han expresado y les pedimos sinceras disculpas, pero no puedo dejar de pensar en el trabajo que todos hemos hecho y, en especial, las tripulaciones de los buques Bencomo ExpressBonanza Express  y Bentago Express. En el caso de este último, además, trabajando contrarreloj para tratar de recuperar el barco lo antes posible. La avería nos llegó en el peor momento”, afirma.

“Hemos recuperado la normalidad y las líneas están regularizadas. Por eso queremos agradecer a todos los pasajeros la paciencia mostrada durante la operación del puente de agosto, pese a los inconvenientes que hayamos podido ocasionarles en sus salidas o retorno de vacaciones. Conseguimos garantizar el cien por cien de los traslados, pero lamentablemente no se pudieron evitar los retrasos ya conocidos. Quiero, asimismo, reconocer el esfuerzo del personal de las terminales implicadas, por la preocupación mostrada por solucionar a sus pasajeros/clientes los problemas que en ese momento se les estaba originando”, concluye.

Juan Ignacio Liaño destacó el gran esfuerzo de todo el personal de Fred. Olsen

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El capitán José Manuel Martínez Mayán, durante años profesor de la Escuela Técnica Superior de Náutica y Máquinas de La Coruña, falleció ayer a la edad de 65 años. Hacía poco tiempo que se había jubilado de su actividad docente en el mencionado centro, que es uno de los más importantes y antiguos de España. En el sector profesional y académico era especialmente conocido por su segundo apellido, Mayán. 

Martínez Mayán, a quien conocimos, había sido durante años oficial y capitán de petroleros. Por su dilatada experiencia profesional en este tipo de buques, actuó como perito durante la crisis del “Prestige”. En su tesis doctoral, defendida en 2005 y titulada “Análisis de la seguridad en las maniobras de transbordo de carga entre buques tanque y entre éstos y las terminales, utilizando un shuttle-tanker de propulsión diesel-eléctrica y posicionamiento dinámico”, pone de manifiesto su profundo dominio del tema.

El capitán José Manuel Martínez Mayán, en una clase práctica de maniobra

Coautor, junto a Felipe Louzán Lago y Santiago Iglesias Baniela, del libro titulado “Manual del operador GMDSS”, fue miembro destacado de la junta directiva del Club Náutico de Portosín, en el que desarrolló una intensa labor y miembro número 17 de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, presidida por el profesor y catedrático de la Universidad de La Laguna, Enrique García Melón. 

Martínez Mayán tenía una gran simpatía, arrancaba una sonrisa con mucha facilidad y deja una estela imborrable de afecto entre quienes fueron sus alumnos, amigos y compañeros de profesión. Como nos dice Felipe Antelo, “en su paso por la vida ha dejado huella. Además de gran luchador frente a varios reveses de su vida, fue un amante de la profesión y consiguió transmitirlo a propios y extraños y lo recuerdan afectuosamente. Una gran pérdida, sin duda”.

Descanse en paz.

Foto: Borja Castaño / Ingeniería Marina

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El pasado 16 de agostó arribó al puerto de Vigo, en escala programada, el crucero de turismo “FTI Berlin”. Llegó poco antes de las nueve horas procedente de St.Peter Port en viaje a Lisboa, con una expedición de 400 pasajeros y 200 tripulantes. “Salieron cuatro autobuses para realizar las excursiones contratadas; los demás realizaron visitas a puntos de la ciudad de interés turísticos, disfrutando en terrazas y áreas comerciales de un día esplendido de calor y sol”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. De la consignación de ocupó Bergé Marítima S.L.

Este buque pertenece al grupo de los clásicos, pues su estampa marinera corresponde a otra etapa de la industria turística marítima. Suma 34 años de vida marinera. Nació a la mar en el astillero Howaldstwerke, en Kiel (Alemania) con el nombre de “Berlín” y contraseña de Peter Deilmann Reederei, con sede en Neustadt y en su primer lustro de vida marinera navegó fletado por Neckermann. También ha ostentado los nombres de “Princess Mashuri” (1982-1985), “Berlín” (1985-2005), “Orange Melody” (2005-2006), “Spirit of Adventure” (2006-2012) y “FTI Berlín” (desde mayo de 2012).

El buque “FTI Berlín” es uno de los iconos de la industria turística de Alemania

FTI BERLIN

Es un viejo conocido del puerto de Vigo, perteneciente al grupo de los clásicos

Registra 9.750 toneladas brutas, 3.542 toneladas netas y 1.796 toneladas de peso muerto, en un casco de 139,30 m de eslora total, 17,52 m de manga y 4,80 m de calado. La eslora actual tiene una nueva sección de 17,15 m, después de que fuera alargado a finales de 1986 en el astillero Nobiskrug, en Rendsburg. Está propulsado por dos motores Mak 12M 453AK, con una potencia de 7.060 kw sobre dos ejes y una velocidad de 18 nudos. En la actualidad puede alojar a 420 pasajeros. Código IMO 7904889.

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El último viaje de ayer del fast-ferry “Bencomo Express” entre Morro Jable y Las Palmas provocó una bronca a bordo cuando se informó a los pasajeros por la megafonía, que el destino del buque sería el puerto de Agaete y no el de la capital grancanaria, como estaba previsto. Los ánimos ya estaban caldeados debido al retraso de casi dos horas en la salida. Cuando se informó del destino propuesto se desató una avalancha de protestas, petición de hojas de reclamaciones, subidas de tono y amenazas de bloquear la salida del garaje.

Testigos presenciales nos informan de que la tripulación de cámara y maestranza del buque “Bencomo Express” aguantó como mejor pudo las iras de los más exaltados. La situación se normalizó cuando el capitán informó de que el barco atracaría en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, donde desembarcaron 858 pasajeros y dos centenares de coches. Cuando finalizó operaciones, el buque siguió en lastre a Agaete, acumulando un considerable retraso y embarcó a los pasajeros que esperaban para viajar a Tenerife.

“Bencomo Express” y “Bentago Express” se cruzan en el puerto de Las Palmas

En las fechas en que estamos, con una gran demanda de plazas, la avería del buque gemelo “Bentago Express”, que el sábado tuvo que interrumpir dos salidas, complicó sobremanera la programación del fin de semana de Fred. Olsen Express. Se trabajó a destajo para ponerlo de nuevo operativo y la compañía se vio en la obligación de hacer un reajuste de urgencia para atajar en lo posible el descuadre que afectaba a las líneas Morro Jable-Las Palmas y Agaete-Santa Cruz de Tenerife.

Inicialmente se había previsto que el buque “Bentago Express” quedara incorporado anoche a la línea Las Palmas-Morro Jable y que su gemelo “Bencomo Express” se desviara a Agaete, donde se había organizado un refuerzo del servicio de guaguas para el traslado de los pasajeros a la capital grancanaria. Ello hubiera permitido acortar el retraso que sufría la línea Agaete-Santa Cruz de Tenerife, pero no fue posible por las razones que ya hemos comentado.

Aunque el buque habitual en la línea Las Palmas-Morro Jable es el fast-ferry “Bonanza Express”, debido a su menor capacidad, Fred. Olsen Express lo sustituye en fechas puntuales por los buques “Bencomo Express” o “Bentago Express”, en el afán de prestar un mejor servicio. Al filo de la medianoche del pasado viernes pudimos ver el cruce del “Bonanza Express” y el “Bencomo Express” en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, en el viaje de posicionamiento para el día siguiente, en el que todo se complicó contra pronóstico.

Foto: Fernando Rivas

Juan Carlos Díaz Lorenzo

P & O Cruises es una de las compañías del turismo marítimo más fieles en Canarias. Viene siendo así desde hace muchas décadas y cada barco que estrena siempre ha venido en viaje inaugural a las Islas del Sol, que es como nos conocen en el mercado turístico británico. Aunque la programación desciende en verano, no obstante se organizan algunos viajes que registran un lleno completo. Hoy está en el puerto de Santa Cruz de Tenerife el crucero de turismo “Aurora”, al que vemos maniobrando en varias imágenes de nuestro amigo y colaborador Antonio Sáez.

Construido en el astillero Jos. L. Meyer, en Papenburg (Alemania) por encargo de P & O Cruises, entró en servicio en abril de 2000. Es una versión mejorada del buque “Oriana”, entregado en 1995. Tiene capacidad para 1.978 pasajeros y es un buque de 76.152 toneladas brutas en un casco de 270 m de eslora total, 32,20 m de manga y 7,90 m de calado máximo. Está propulsado por cuatro motores MAN B&W, con una potencia de 78.852 caballos sobre dos ejes y hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad máxima de 24 nudos. Código IMO 9169524.

Llegó temprano y tuvo que esperar a la salida del “Volcán de Timanfaya”

Con el práctico a bordo, comienza la maniobra del buque “Aurora”

Maniobrando entre puntas, entró máquina atrás estribor al muelle sur

Fotos: Antonio Sáez

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Recientemente se celebró la toma de posesión del nuevo jefe de Estado Mayor del Mando Naval de Canarias y comandante naval de Las Palmas, capitán de navío Juan Carlos Soler García, quien ha relevado al capitán de fragata  Pedro Vázquez Pérez-Gorostiaga. El acto, presidido por el comandante del Mando Naval de Canarias, contralmirante Manuel de la Puente Mora-Figueroa, se celebró en el Cuartel General del Mando Naval de Canarias. 

El capitán de navío Soler nació en Cartagena en 1957 e ingresó en la Escuela Naval Militar en 1977. Es especialista en submarinos y en sus destinos a flote ha estado embarcado en el destructor “Lángara”, buque de desembarco “Conde de Venadito”, dragaminas “Duero”, submarinos “Siroco”, “Narval” y “Delfín” y la corbeta ‘Descubierta’, con la que participó en las operaciones de embargo en el Mar Rojo, decretado por las Naciones Unidas contra Irak. 

La ceremonia de relevo estuvo presidida por el almirante comandante naval de Canarias

El comandante naval saliente entrega el bastón de mando al entrante

Entre los destinos en tierra figuran el Centro de Valoración y Apoyo a la Calificación Operativa para el Combate (CEVACO) de la Flota y las secciones de Doctrina y de Comunicación Interna de la Jefatura de Personal. Ha estado destinado en los siguientes Estados Mayores: Estado Mayor del Mando Naval de Canarias (Sección de Logística), Estado Mayor de la Flota (Sección de Operaciones) y Estado Mayor de la Armada (Jefe de la Sección de Submarinos). 

El capitán de navío Juan Carlos Soler ha sido segundo comandante del submarino “Galerna” y del buque de desembarco “Pizarro” y comandante del patrullero “Ízaro” (teniente de navío), del submarino “Tonina” (capitán de corbeta9 y comandante naval de San Sebastián y del Bidasoa (capitán de fragata). Su último destino antes de ocupar el actual, ha sido el de jefe del Arsenal Militar de Las Palmas, con el empleo de capitán de navío. 

La ceremonia se celebró en la sede del cuartel general del Mando Naval de Canarias

Fotos: Mando Naval de Canarias

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, después de una larga ausencia, la estampa marinera del veterano crucero de turismo “Funchal”, que arribó puntual, a las 14 h, procedente del puerto de la ciudad de su mismo nombre, capital de la bella isla de Madeira. El buen tiempo reinante hizo que ganara tiempo durante la travesía y moderó al resguardo de Anaga, aunque el capitán prefirió entrar a la hora prevista y lo hizo con la ayuda del remolcador “VB Risban”, tomando cabo por la aleta de babor y lo empujó de carnero en su atraque del muelle de ribera.

El buque “Funchal” es uno de los barcos más emblemáticos de la historia de la Marina mercante contemporánea de Portugal y, en la actualidad, uno de sus exponentes más destacados. Tras la quiebra de Arcalia Shipping Co., que hizo temer por el futuro de éste y de los otros barcos que tenía la compañía, las dudas se despejaron cuando una nueva sociedad naviera, llamada Portuscale Cruises, ha asegurado su continuidad y fue reestrenado en septiembre de 2013 con un viaje inaugural a las islas Azores.

El buque “Funchal”, entre puntas con la ayuda del remolcador “VB Risban”

El emblemático “Funchal” luce un aspecto formidable. La presentación oficial en agosto de 2013 se convirtió en un acto social de máximo nivel, con la presencia a bordo del primer ministro de Portugal, Pedro Passos-Coelho, a quien correspondió el honor de izar la bandera de la nación hermana en la popa del veterano buque y pronunció unas palabras en las que valoró el esfuerzo de los empresarios que creen en el país y ponen todo su empeño en salir adelante en la actualidad difícil coyuntura económica.

Estrenado en noviembre de 1961, el buque “Funchal” es la construcción número 353 del astillero de Helsingor (Dinamarca) y comenzó su vida marinera enarbolando la contraseña de la Empresa Insulana de Navecaçao, que entonces mantenía una línea regular entre Lisboa, Funchal y Ponta Delgada (Azores) y, al mismo tiempo, hacía cruceros de turismo a Canarias. Es un buque de otra época y tiene un encanto especial, elegante y bien proporcionado.

El barco es un exponente de otra época y es un viejo amigo del puerto tinerfeño

Visto en toda su eslora por la aleta de estribor, mientras maniobra para atracar en el muelle de ribera

La crisis del transporte marítimo afectó de lleno a las líneas regulares y entre ellas la que nos ocupa, por lo que en 1973 el buque fue vendido a la Compañía Portuguesa de Transportes Marítimos y transformado para cruceros de turismo. En 1985 lo compró Arcalia Shipping Co., sociedad del armador griego George Potamianos, afincado en Portugal y comenzó una nueva etapa, que se prolongaría por espacio de otros 25 años.

De 10.031 toneladas brutas y 2.975 toneladas de peso muerto, en un casco de 152,65 m de eslora total, 19 m de manga y 6,33 m de calado máximo. Cuando salió a navegar tenía capacidad para 400 pasajeros y estaba propulsado por dos turbinas de vapor, con una potencia de 13.800 caballos sobre dos ejes, que le permitía mantener una velocidad de 20 nudos. Unos años después, entre noviembre de 1972 y octubre de 1973, se procedió en astilleros de Holanda a la sustitución del equipo propulsor por dos motores Stork Werkspoor, de 7.356 kw de potencia y la velocidad se redujo a 17 nudos. Código IMO 5124162. 

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo