Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” –comandante, capitán de navío Enrique Torres Piñeyro– se ha hecho hoy de nuevo a la mar desde el puerto de Praia (Cabo Verde), al que arribó el pasado 17 de marzo en la que ha sido su primera escala en este archipiélago. El tramo que ahora comienza tendrá una duración de tres semanas, rumbo a Cartagena de Indias (Colombia), a donde prevé arribar el 14 de abril. Durante su estancia en Praia se realizaron diversas actividades y se celebró una recepción a bordo con la presencia de las primeras autoridades del país.

El archipiélago de Cabo Verde forma parte de la región de la Macaronesia y está compuesto por diez islas grandes y cinco menores. Las islas de barlovento incluyen Santo Antao, Sao Vicente, Santa Luzía, Sao Nicolau, Sal y Boa Vista y las islas de sotavento incluyen Maio, Santiago, Fogo y Brava. Praia, en la isla de Santiago, es la capital y Mindelo, en Sao Vicente, la segunda ciudad en importancia. Las islas son de origen volcánico y en Fogo existe un volcán activo. La región obtuvo su independencia el 5 de julio de 1975. 

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” ha visitado Praia por primera vez

Foto: Ione Camacho Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A la vista de las complicaciones que tiene el catamarán “Alborán” para operar con normalidad en el atraque asignado en el puerto de San Sebastián de La Gomera, los fletadores de este buque –léase, Naviera Armas–, decidieron que el mencionado buque viajara hoy por primera vez a El Hierro, donde no se le esperaba, en sustitución del catamarán “Alcántara Dos”. Esta mañana salió de Los Cristianos a las 09,30 h y atracó en La Estaca casi a las 12 h. En el viaje de ida navegó durante un rato al resguardo del sur de La Gomera y en el viaje de regreso lo hizo casi directo, gobernando con oscilaciones entre los rumbos 020º y 026º.

Como ya conocen nuestros lectores, Naviera Armas había decidido que el catamarán “Alborán” –que llegó el pasado domingo al puerto de Santa Cruz de Tenerife procedente de Algeciras– relevara al ferry “Volcán de Taburiente” en la línea Los Cristianos-La Gomera-La Palma mientras dure la revisión de éste en ASTICAN, donde entró anoche. A su reincorporación, se procedería a la sustitución del catamarán “Alcántara Dos”, convertido en objeto indeseable de transporte marítimo por parte de los políticos herreños, que tienen transporte subvencionado por importe de 18 millones de euros en cuatro años. Pero no ha sido así.

Primera escala del catamarán “Alborán” en el puerto de El Hierro

Anoche el catamarán “Alborán” viajó directo a Santa Cruz de La Palma. Salió de Los Cristianos poco después de las 21,30 h y llegó a medianoche, manteniendo una velocidad media de 30 nudos. El viaje de regreso comenzó media hora más tarde de las cuatro de la madrugada, hora infernal que Naviera Armas tiene destinada para los palmeros, pues su interés está en La Gomera y en el daño que le pueda hacer a Fred. Olsen Express. De modo que poco después de las 06,30 h estaba el buque maniobrando en el puerto de San Sebastián de La Gomera y a las 07 h continuó viaje a Los Cristianos y una hora después atracó en el puerto de destino.

No vamos a tener en cuenta los retrasos, considerando que ayer fue un día muy complicado a la vista de las incongruencias de la compañía fletadora. Bastante lío ha tenido que soportar la tripulación técnica, que es de Trasmediterránea, viendo que la rampa propia del buque no encaja como debiera hacerlo en la rampa asignada al ferry “Volcán de Taburiente” en el puerto de Los Cristianos. Nos ha sorprendido mucho este asunto.  No entendemos que venga un barco por primera vez y que sus responsables (fletadores, en este caso) no hayan tomado las medidas preceptivas, considerando que la manga de éste excede a la del barco que habitualmente cubre el servicio. Para algo existen los planos y los cálculos y bueno es hacer las comprobaciones previas pertinentes. Pero es lo que hay.  

Foto: Pedro de la Fuente

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Parece que el catamarán “Alborán” tiene problemas para operar con normalidad en la rampa que habitualmente utiliza Naviera Armas en el puerto de Los Cristianos. Lo pudieron comprobar esta mañana. El barco tiene más manga (26 m) que el ferry “Volcán de Taburiente” (21,60 m), de modo que la rampa móvil con que está dotado no coincide con la rampa del muelle. De las ocho pestañas que posee, sobran dos. Por lo visto se baraja la opción de retirar una defensa a popa y suplementar con otras a proa para que con el barco en posición oblicua finalmente pueda encajar una rampa dentro de la otra. Veremos en qué queda este asunto. 

En La Gomera también existe un problema, que no tiene que ver con el atraque. Allí va a operar en la tercera alineación, sobre una escotadura de cemento, ya que por las mismas razones expuestas no puede operar en la rampa que tiene asignado el ferry “Volcán de Taburiente”. El inconveniente viene dado porque ese atraque que es el que habitualmente utilizan los cruceros de turismo y estamos en plena campaña. Mañana está prevista la escala del buque “Thomson Celebration” y el viernes lo hará el buque “Mein Schiff 1”. La próxima semana hay otras escalas previstas. 

A simple vista se puede observar que no coinciden ambas rampas

De las ocho pestañas de la rampa del “Alborán”, al menos sobran dos

¿Son las prisas malas consejeras? Confiamos en una solución rápida y eficaz

Fotos: Pedro de la Fuente

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Salvo imprevistos, la intención de Naviera Armas es que el catamarán “Alborán” entre mañana entre en servicio en la línea Los Cristianos-La Gomera-La Palma, en la que, en principio y por espacio de dos semanas, relevará al ferry “Volcán de Taburiente”, que entrará en ASTICAN para realizar la varada anual reglamentaria. La tripulación técnica del buque es de Trasmediterránea y Naviera Armas aporta el personal de cámara. La incorporación a la línea de El Hierro se producirá cuando esté de nuevo operativo el ferry “Volcán de Taburiente”.

Todo ha sido muy rápido, pues en menos de una semana ha cambiado el panorama, tras la airada protesta de los políticos y empresarios herreños contra el catamarán “Alcántara Dos”. A diferencia de lo que ocurre en el resto de Canarias, el servicio marítimo con El Hierro está subvencionado por el Gobierno de Canarias a través de la denominada Obligación de Servicio Público, por importe de 18 millones de euros en cuatro años, según el contrato firmado entre la Consejería de Transportes y Caflaja SL, una filial de Naviera Armas.

Por espacio de dos semanas, quizás tres, veremos al catamarán “Alborán” en la línea Los Cristianos-La Gomera-La Palma

La incorporación del catamarán “Alborán” implica algunos cambios en los horarios. Por ello, recomendamos a los lectores interesados que consulten en la página web de Naviera Armas (www.navieraarmas.com). En todo caso, según hemos podido consultar, en la línea La Gomera-Los Cristianos habrá tres servicios diarios los lunes, miércoles y jueves (07, 16,30 y 19 h); dos servicios los martes (07 y 19 h), viernes (07 y 19h), sábados (07 y 16,30 h) y domingos (08,30 y 19,45h).

En la línea Los Cristianos-La Gomera habrá dos servicios los lunes (09,15h y 18h), miércoles (09,15 y 18h), jueves (09,15 y 18h) y sábados (09,15 y 18h); uno el martes (18h) y el viernes (18h) y tres el domingo (11, 18,15 y 21h). De Los Cristianos a La Palma el viaje será directo y saldrá de lunes a viernes a las 20,30 h y el domingo a las 11 h. El regreso desde La Palma, a las 04,30 h como de costumbre, excepto el domingo, que tiene la salida a 15,30 h e incluye escala en La Gomera.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde comienzos de mes se encuentra atracado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria el buque de perforación petrolífera “Stena Carron”, abanderado en Reino Unido, uno de los ejemplos más novedosos de la industria “off shore” en lo que a unidades de posicionamiento dinámico DP3 se refiere. Se trata de una parada técnica para realizar algunas reparaciones, trabajos de mantenimiento y relevo de la tripulación. Llama poderosamente la atención por su envergadura y la torre que sobresale muchos metros sobre la superestructura. El alquiler diario ronda los 630.000 dólares.

Construido en el astillero Samsung Heavy Industries, en Goeje (Corea del Sur) entró en servicio en 2008. Es propiedad de Stena Drilling (UK), con sede en Aberdeen. La torre puede perforar profundidades de 10.700 metros a partir de tres mil metros de profundidad desde la superficie del agua. Registra 58.294 toneladas brutas y 97.000 toneladas de peso muerto, en un casco de 228 m de eslora, 42 m de manga y 13,5 m de calado. Está propulsado por seis motores Wártsila 16V32, con una potencia de 59.508 caballos y una velocidad de 12 nudos. Puede alojar a 180 personas. Código IMO 9364954. 

La estampa marinera del buque “Stena Carron” resulta realmente imponente

Foto: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A primera hora de esta tarde arribó por primera vez al puerto de Santa Cruz de Tenerife –el de su matrícula naval– el catamarán “Alborán” que, como ya adelantamos en esta misma sección, viene fletado por Caflaja SL, una sociedad de Naviera Armas, para sustituir al catamarán “Alcántara Dos” en la línea Los Cristianos-El Hierro. Línea subvencionada por un monto de 18 millones de euros en cuatro años, es decir, casi tres mil millones de las antiguas pesetas, merced a un invento llamado Obligación de Servicio Público.

El buque cubrió el viaje en poco más de 24 horas y está atracado en la primera alineación del muelle sur. Mañana pasará la inspección de Capitanía Marítima y el próximo miércoles sustituirá al ferry “Volcán de Taburiente” en la línea Los Cristianos-La Gomera-La Palma, con los mismos horarios.  Cuando éste vuelva de su varada en ASTICAN, entonces se producirá el relevo con el catamarán “Alcántara Dos”, que regresará a la península. Es un buque de la misma serie de los que opera Fred. Olsen, aunque tiene algunas diferencias. La más visible, una rampa móvil a popa para un solo carril. 

El catamarán “Alborán” viene fletado por una de las sociedades de Naviera Armas

Es de la misma serie del “Bentago Express”, aunque tiene algunas diferencias

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Jorge Juan y la Ilustración” es el título de una exposición sobre la figura de este personaje nacional que fue inaugurada el pasado 7 de marzo en la sede del Espacio Cultural CajaCanarias, en la capital tinerfeña. Estará abierta por espacio de dos meses. Ha sido organizada por la Fundación CajaCanarias en colaboración con el Mando Naval de Canarias y la delegación del Instituto de Historia y Cultura Naval en Canarias y pretende realzar el tricentenario del nacimiento de la figura del jefe de escuadra (vicealmirante) de la Real Armada Jorge Juan y Santacilia (1713-1773), considerado uno de los más importantes científicos españoles del siglo XVIII.

Paralelamente se organizaron unas jornadas, que fueron inauguradas ese mismo día por el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, contralmirante Manuel de la Puente y el presidente de la Fundación CajaCanarias, Alberto Delgado Prieto. A continuación, el comandante del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, capitán de navío Enrique Torres Piñeyro, pronunció la conferencia titulada “El Juan Sebastián de Elcano, embajador y navegante”.

Presidencia del acto inaugural en la sede de la Fundación CajaCanarias

CN Enrique Torres, comandante del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”

Enrique Torres ofreció una disertación muy amena sobre el día a día a bordo del buque, con el papel que desempeña cada tripulante y la importancia que tiene como forjador de solidaridad y amistad. El espacio a bordo es reducido y aún así la vida se organiza de modo que la monotonía no haga presencia. Subir a los palos, desplegar y recoger las velas es uno de los trabajos más significativos, ya sea con buen tiempo o temporal, pues de la adecuada actuación depende en parte la seguridad del buque.

El programa de conferencias continuó el martes 11, “La misión de Jorge Juan en Londres y el nuevo sistema inglés de construcción naval”, por el capitán de navío Mariano Juan y Ferragut, ex director de “Revista General de Marina”. El miércoles 12,  “Marinos tinerfeños en tiempos de la Ilustración”, por Juan José Laforet, historiador, cronista oficial de Gran Canaria y de Las Palmas de Gran Canaria. El jueves 13, “Puertos y ciudades marítimas de las Islas Canarias en el siglo de la Ilustración”, por Fernando Martín Galán, geógrafo, profesor de la Universidad de La Laguna. Y el viernes 14, “Jorge Juan y Ulloa. Las noticias secretas de América”, por el capitán de navío José María Blanco Núñez. A continuación se procedió a la clausura de las jornadas a cargo del comandante naval de Santa Cruz de Tenerife, capitán de navío Luis M. García Rebollo y el responsable de Acción Cultural de la Fundación CajaCanarias, Alvaro Marcos Arvelo. Todas las conferencias revistieron especial interés, cada una en su temática concreta y los conferenciantes demostraron un notable conocimiento de los temas expuestos.

El CN Diego Carlier presenta al CN Mariano Juan y Ferragut

El CN Diego Carlier presenta al historiador Juan José Laforet

El CN Diego Carlier presenta al profesor Fernando Martín Galán

El CN Diego Carlier presenta al CN José María Blanco Núñez

Alvaro Marcos Arvelo y Luis M. García Rebollo, en la clasura de las Jornadas

Marino, astrónomo, matemático, ingeniero naval y docente, Jorge Juan fue un hombre polifacético que promovió en España las ideas ilustradas y alcanzó un gran prestigio en Europa, donde fue conocido como “el sabio español”. En 1729 ingresó en la Real Compañía de Guardiamarinas de Cádiz. En unión de Antonio de Ulloa y entonces ambos con el empleo de teniente de navío, fueron designados para formar parte de la expedición franco-española ecuatorial en América del sur, así como para determinar la longitud del meridiano y el grado de achatamiento de los polos. La misión se prolongó durante nueve años debido a las enormes dificultades que planteaban las mediciones en la accidentada orografía de la zona (Quito). La información obtenida en tierras americanas durante esta prolongada estancia, le permitió elaborar a su regreso el informe secreto para el rey Fernando VI, en el que analizaba la situación real de los virreinatos. 

La capacidad de Jorge Juan no pasó desapercibida y el marqués de la Ensenada contó con su colaboración para la modernización de la Marina Española. En 1749 viajó a Londres en misión secreta para tratar de conocer las técnicas inglesas de construcción naval y contratar expertos constructores ingleses de buques. Tuvo que huir de Inglaterra cuando fue descubierto y a su regreso y con los conocimientos adquiridos permitió la renovación de la construcción naval en las dependencias militares, impulsando personalmente la reforma de los diques y Arsenales de Cartagena, Cádiz y Ferrol, implantando así un sistema propio de arquitectura naval que estuvo vigente casi veinte años.

En 1751 fue nombrado capitán de la Compañía de Guardiamarinas en Cádiz, en la que se impartieron las enseñanzas más avanzadas de la época, y entre otras iniciativas fundó el Observatorio Astronómico y creó la Asamblea Amistosa Literaria, antecedente de la Academia de las Ciencias. Fue nombrado diplomático ejerciendo su misión satisfactoriamente en Marruecos, tras la cual, ya en Madrid y con una salud muy precaria, se dedicó a asesorar en los asuntos relacionados con el Seminario de Nobles, la Secretaría de Estado y el Consejo de Castilla.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Invitados por el comandante naval de Santa Cruz de Tenerife, capitán de navío Luis M. García Rebollo, miembros de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación visitaron recientemente la Comandancia Naval de la provincia. En esta oportunidad acompañó también el historiador Juan José Laforet, cronista oficial de Las Palmas de Gran Canaria. Durante la visita hicieron un recorrido por sus instalaciones y asistieron a una presentación en el torreón norte, en el que en otro tiempo se recibían, mediante banderas, las noticias de las arribadas de barcos desde el semáforo de Igueste de San Andrés.

El edificio, que el próximo año cumplirá setenta de existencia, tiene tres plantas y un torreón en el extremo norte desde el que por una tronera y un telescopio se recibía la información del semáforo de señales. La planta baja, en otro tiempo dedicada a alojamiento de marinería –hoy residen en nuevos apartamentos situados en el extremo norte del patio– y archivos, ha reconvertido la vivienda de un suboficial en tres salas de exposiciones. Existe, asimismo, un refugio antiaéreo que abarca todo el frente del edificio y que ha sido redescubierto hace poco tiempo. 

El comandante naval, miembros de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación y el historiador grancanario Juan José Laforet

La planta principal está dedicada a oficinas, CECOM y despachos del comandante y segundo comandante. La segunda planta corresponde a viviendas del comandante, segundo comandante y un apartamento para alojamiento del almirante u autoridad destacada. El torreón consta de tres niveles, de los cuales el primero se ha habilitado como sala de reuniones; el segundo corresponde al puesto de observación y el tercero es una azotea con visión de 360 grados. En los dos primeros niveles se encuentran expuestos algunos documentos y fotografías de interés.

La actual Comandancia Naval, denominada Comandancia Militar de Marina de Santa Cruz de Tenerife hasta 2007, remonta sus orígenes a 1804, año en el que tomó posesión el capitán de navío Domingo Ponte, para cuyo cargo había sido nombrado el 28 de febrero de 1803, a consecuencia de las ordenanzas sobre matrícula naval dictadas en 1802. El primer edificio destinado a sede de la comandancia fue construido por orden de 15 de mayo de 1864.

Al proclamarse la Segunda República en abril de 1931, se produjeron una serie de cambios en la Administración Marítima creando en sustitución de las Comandancias Militares de Marina las Capitanías Marítimas y las Delegaciones Marítimas. Asimismo se creó el Cuerpo de Servicios Marítimos, en el que quedó integrado todo el personal que prestaba sus servicios en las comandancias, con sus nuevas denominaciones. 

Sede de la Comandancia Naval de Santa Cruz de Tenerife

La antigua Comandancia de Marina situada a la entrada del muelle Sur, en el borde de la actual Plaza de España, estaba en un inmueble que era propiedad del Estado. Su ubicación dificultaba el acceso ante el proyecto de expansión que se pretendía acometer en la zona, por lo que el Cabildo Insular de Tenerife ofertó permutar el viejo edificio por un nuevo solar, donde actualmente se encuentra la Comandancia.

En el periódico “La Tarde”, de fecha 13 de noviembre de 1939, aparece publicado un artículo sobre la nueva Comandancia Militar de Marina, en el que se afirma que ya estaba en marcha el proyecto gracias a la iniciativa y buenos deseos del gobernador civil, habiendo sido enviado a Madrid para su aprobación definitiva por el Ministerio de Marina. El proyecto original corresponde al arquitecto José Enrique Marrero Regalado, siendo posteriormente reformado por el arquitecto Tomás Machado y Méndez Fernández de Lugo, ambos reconocidas personalidades de su tiempo. La construcción del edificio comenzó el 30 de noviembre de 1942. Durante 1943 no se pudo dedicar dinero a las obras por lo que los trabajos estuvieron paralizadas, volviendo a reiniciarse a comienzos de 1944 y efectuándose la entrega oficial mediante acta de 20 de diciembre de 1945.

Panorámica del semáforo de Igueste de San Andrés

Al aprobarse la ley 27/1992 de 24 de noviembre, de Puertos del Estado y de la Marina Mercante (BOE de 26 de Noviembre), los días 7 y 8 de marzo de 1993 se efectuaron las trasferencias a Marina Mercante. El 17 de enero de 1994 se inauguró la Capitanía Marítima y la Torre de Control y Salvamento de Santa Cruz de Tenerife y el 14 de abril de ese mismo año se efectuaron las transferencias del personal militar. Por orden de 22 de Junio de 1993 se firmaron los convenios de transferencias entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el Ministerio de Defensa, cesando en las competencias que hasta ese momento desempeñaba el comandante militar de Marina como delegado del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

Mediante orden ministerial 25/2007, de 2 de marzo, por la que se aprobaron los planes de transición a las nuevas estructuras de la Fuerza del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire, la Comandancia Militar de Marina pasó a denominarse Comandancia Naval de Santa Cruz de Tenerife. De ella dependen las ayudantías navales de La Palma, La Gomera y El Hierro.

El semáforo de Igueste de San Andrés está situado a unos 220 metros sobre el nivel del mar. Se trata de una antigua estación de señalización marítima mediante un sistema de banderas, distante seis millas náuticas del actual edificio de la Comandancia Naval. Desde un mástil de hormigón de 16 m de altura –ya colapsado– y mediante el código internacional se comunicaba la llegada de los barcos que arribaban por el norte. El Ministerio de Marina se hizo cargo del inmueble en 1893 y comenzó a prestar servicio en diciembre de 1895. En 1971 se procedió a su cierre y desde 1979 está en total abandono.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo, Koppchen y Antonio Márquez, autor de la página web fotosaereasdecanarias.com.

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El catamarán “Alborán” ya está camino del puerto de Santa Cruz de Tenerife, a donde llegará mañana. En el momento de escribir esta información, el buque navega al rumbo 234º a una velocidad de 35 nudos. Viene fletado por Naviera Armas y primero relevará durante unos días al ferry “Volcán de Taburiente”, que entrará en ASTICAN para pasar la revisión anual reglamentaria. Razón por la cual veremos a este buque en la línea Los Cristianos-La Gomera-La Palma.

Después, cuando el mencionado “Volcán de Tabriente” se reincorpore al servicio, se producirá el relevo con el catamarán “Alcántara Dos” en la línea Los Cristianos-El Hierro. Este buque pertenece a la misma serie que los catamaranes de Fred. Olsen, “Bencomo Express” y “Bentago Express”. Construido en el astillero Incat (Australia), entró en servicio en 1999 bautizado con el nombre de “Avemar” (Buquebús) y desde julio de 2001 es propiedad de Trasmediterránea. Ha operado en el Estrecho de Gibraltar y en la línea Málaga-Melilla.

Será la primera vez que este buque preste servicio en Canarias

Foto: Manuel Hernández Lafuente

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La fragata “Cristóbal Colón” (F-105), la unidad más moderna de la Armada española, hará escala entre los días 25 y 27 de marzo en Qatar, como apoyo a Navantia en la Exposición Internacional de Defensa Marítima (DIMDEX). Hace unos días, una delegación de la Armada del mencionado país árabe visitó las instalaciones del astillero público y el Arsenal Militar en Ferrol. Navantia opta a un posible contrato de varios buques militares.

La fragata “Cristóbal Colón” zarpó el 24 de febrero de su base ferrolana y en breve relevará a la fragata “Álvaro de Bazán” como buque de mando de la Agrupación Permanente de Escoltas de la OTAN en el Mediterráneo (SNMG-2). El buque arribó el 10 de marzo a Yibuti y durante su desplegué tiene previsto hacer escala en los puertos de Doha, Salalah, islas Seychelles e isla Mauricio, informa la Armada española.

La fragata “Cristóbal Colón” es el buque más moderno de la Armada española

La feria DIMDEX es una de las más importantes de la zona del Golfo Pérsico y Oriente Medio. Se celebra desde más de una década en Doha y tiene el apoyo del gobierno de Qatar. En la presente edición han confirmado asistencia 79 delegaciones militares de 54 países y más de un centenar de empresas expositoras, destaca el portal especializado infodefensa.com. Se trata de una cita de alto nivel, a la que asisten expertos y potenciales compradores de todo el mundo.

Un total de 21 buques de guerra de distintos países estarán presentes en la feria, entre ellos los españoles “Cristóbal Colón” y “Relámpago” (P-43). El tercero de los BAM participará en la agrupación EUNAVFOR hasta agosto próximo en la Operación Atalanta de lucha contra la piratería en el océano Índico. Entre los asistentes a la feria DIMDEX se citan los buques “Darwin” (Australia), “Jean Bart” (Francia), “M. Hasmat” (Pakistán), “Al-Kharj” (Arabia Saudí), “Francesco Mimbelli” (Italia), “Sultán Moulay Ismail” (Marruecos), “Quorn” y “Cardigan Bay” (Reino Unido), “Adak”, “Mesa Verde” y “Roosevelt” (EE.UU.).

Foto: Armada española