Guardiamarina Couce

marzo 10, 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La memoria fértil nos hace desgranar el rosario de los recuerdos y en una sus cuentas está el momento preciso de un encuentro del que todavía no han transcurrido veinte años, en el que tuvimos la oportunidad de conocer a un niño llamado Álvaro Couce Sánchez. Fue en el Arsenal de Las Palmas de Gran Canaria, en una fiesta de la Virgen del Carmen, Patrona de la Armada y de las gentes de la mar. Del año 1997, si la memoria no nos falla. Su padre, Antonio Couce Calvo, entonces con el empleo de teniente de navío, ostentaba el mando del patrullero “Grosa”.

En varias ocasiones, Álvaro, su hermana Blanca y su padre –amigo entrañable de días felices– han visitado Canarias y en alguna de ellas la isla de La Palma, nuestra tierra natal, ocasión en la que hemos tenido la satisfacción de estar juntos y compartir unos días maravillosos. Ha pasado el tiempo, medido en años, en el que siempre hemos mantenido el contacto y sabido de la evolución de los hermanos Couce Sánchez, que corresponde a unos jóvenes excelentes, bien preparados y mejores personas, herencia de los valores inculcados desde la cuna y del buen y bien quehacer de sus padres y de sus respectivas familias.

Álvaro Couce Sánchez, caballero guardiamarina y quien suscribe, a bordo del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”

Un día, Álvaro –que nació ferrolano– decidió seguir los pasos de su padre y de su abuelo paterno, Manuel Couce Cupeiro, que también fue oficial de la Armada. Primero estuvo un año en Madrid, en el primer curso de Ingeniería Naval con excelente aprovechamiento y después entró en la Escuela Naval Militar, el mismo día en el que su padre ascendió al empleo de capitán de fragata. En la actualidad es caballero guardiamarina de cuarto curso y realiza el viaje de instrucción correspondiente a bordo del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, un blanco sueño de juventud hecho realidad que también tiene para nosotros un encanto especial y suma de recuerdos excepcionales.

El próximo año, cuando llegue el 16 de julio, Álvaro y sus compañeros de promoción recibirán el despacho de alférez de navío. Confiamos estar presentes en la emotiva ceremonia en compañía de la familia Couce Calvo, que es nuestra querida y entrañable rama gallega. Comenzará entonces su carrera profesional, para la que se ha estado preparando a conciencia. Hemos tenido la ocasión de conversar con detenimiento en los días en los que el singular buque-escuela ha hecho escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Tiene sus ideas muy claras y el rumbo trazado. Tiene profundidad intelectual, preciosa juventud y es persona de orden y disciplina. Y toda una vida por delante para hacer realidad sus sueños en honra y entrega a esta gran Casa que es la Armada española, a la que también nos honramos en pertenecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: