Baja oficial del portaaviones “Príncipe de Asturias”, icono de la Armada española

diciembre 15, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con el solemne arriado de la Bandera y su entrega al almirante del Arsenal de Ferrol, vicealmirante Juan Garat Caramé, para su custodia, el pasado viernes se celebró la ceremonia naval de baja del portaaviones “Príncipe de Asturias” de la Lista Oficial de Buques de la Armada. Se ha puesto así punto y final a su destacada hoja de servicio, a la que llegado antes de tiempo debido a los efectos de la crisis, que está teniendo un considerable impacto en las disponibilidades de la Armada.

El acto estuvo presidido por el almirante jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), almirante general Jaime Muñoz-Delgado, en presencia de otras relevantes autoridades de la Armada española –entre ellos varios de sus comandantes– e invitados civiles. No es una ceremonia alegre –nunca lo es la baja de un buque– y menos en este caso, dado que se trata de un barco emblemático, que ha llenado un capítulo muy relevante en la historia de la Armada española desde su puesta en servicio en 1988.

Autoridades e invitados desembarcan por última vez del emblemático buque

Costado de estribor del portaaviones “Príncipe de Asturias” (R-11)

El emblemático buque ha tenido casi 25 años de vida operativa

El buque se encuentra desde el pasado 8 de febrero atracado en Ferrol, donde se ha procedido al programa de desarme. El relevo lo ha tomado el buque LHD “Juan Carlos I” que, entre otras características, también tiene capacidades aeronavales. En casi 25 años de existencia, el portaaviones “Príncipe de Asturias” ha estado presente en diversos escenarios operativos internacionales y ha navegado unas 200.000 millas.

En los últimos días se ha conocido la noticia de que el buque puede tener un comprador: la Marina de Angola, en un lote en el que entrarían otros barcos que han causado baja en la Armada española. Se sabe que hay una consulta formal por parte del país africano, habida cuenta de su creciente importancia geoestratégica en la región como productor de petróleo en la frontera con el Congo. Un buque de este tipo sería un elemento disuasorio importante, pero tiene sus condicionantes.

Además de los plazos para la puesta a punto –de la que se ocuparía Navantia en Ferrol–, será preciso formar adecuadamente a los oficiales y clases angoleños para su adecuado manejo y eso lleva su tiempo. Y, además, el necesario apoyo logístico en tierra para garantizar la plena operatividad del singular buque, pues no es un buque cualquiera. Aspectos a los que se refirió el AJEMA en su intervención y cuya decisión final compete al Ministerio de Defensa. Si finalmente no hay acuerdo, le espera el desguace a precio de chatarra, que se ha fijado en un mínimo de medio millón de euros.

Fotos: vía almirante Gregorio Bueno Murga, ex comandante del portaaviones “Príncipe de Asturias”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: