La pérdida del contrato de cuatro buques metaneros pone en aprietos a Navantia

noviembre 25, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una nueva polémica rodea al astillero público Navantia. Esta vez no está relacionada con el necesario “adelgazamiento” del proyecto de los submarinos de la serie S-80, sino con la oportunidad perdida para construir cuatro buques metaneros de nueva generación para las flotas de la Empresa Naviera Elcano y Knutsen OAS Shipping, que finalmente serán construidos en Corea del Sur.

Por lo que hemos leído hoy en la edición digital de “El Mundo”el presidente de Gas Natural, Salvador Gabarró, ha enviado una carta al ministro de Industria, José Manuel Soria, en la que descalifica la oferta de Navantia y pone en mal lugar a sus directivos. Una oportunidad, pensamos, para cortar cabezas y darle una vuelta de tuerca a la empresa pública, que pasa por horas muy bajas.

El pedido, por un valor de 600 millones de euros, daría ocupación a 6.500 trabajadores del sector. Knutsen OAS Shipping, tradicional “salvavidas” de la industria naval española en el pasado,  sostiene que Navantia “no está preparada para acometer la construcción de un buque metanero de nueva tecnología en estos momentos” y los que construyó en el pasado –“Cádiz Knutsen”, “Bilbao Knutsen” y “Sestao Kntsen” – parece que “están desfasados” en el escenario actual. Y eso que llevan casi diez años en servicio.

Estampa marinera del buque metanero “Cádiz Knutsen”, construido en Cádiz

Defiende Gas Natural que la fecha de oferta fue el 17 de junio de 2013 –el concurso se abrió en abril– y que entonces el astillero público Navantia no había presentado “una oferta firme y viable de construcción” de los buques metaneros. Las especificaciones técnicas recibidas el 1 de octubre llegaron fuera de plazo y sin el necesario desarrollo. La Empresa Naviera Elcano (ENE), por su parte, que también tiene en operación un buque metanero construido en España –“Castillo de Villalba”– ha señalado que “los diseños de Navantia tienen características técnicas inferiores en aspectos importantes a los de la especificación seleccionada”.

Según la información que publica “El Mundo”, ENE sostiene que “en ningún momento ha presentado Navantia una oferta económica firme y desarrollada (…) Presentó una oferta técnica que no cumplía con los requerimientos por carecer de todo el soporte propio de una oferta en firme en términos de coste, plazo, prestaciones y condiciones económico-financieras”. ENE sostiene que los costes de Navantia encarecerían el precio final en un 50 % y, además, tiene dudas de que el astillero público español, pese a ofrecer a última hora los mismos precios que el contrincante asiático, pudiera terminar en plazos los buques previstos, que se ha fijado para 2016.

Se ha abierto otra posibilidad para que parte del pedido sea construido en España –uno o dos buques–, según la posición expresada por el presidente de Repsol. El ministro Soria ha pedido a Gas Natural que reconsidere su decisión, pero el presidente de la compañía catalana parece que da el caso por zanjado, puesto que se trata de un concurso internacional con plazos establecidos y reabrirlo supondría penalizaciones con el compromiso firmado con los astilleros asiáticos. Navantia se defiende y trata de resaltar sus cualidades apoyándose en la experiencia y capacidad tecnológica. 

Foto: Ken Smith (shipspotting.com)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: