Cuidemos el turismo marítimo

noviembre 11, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Dentro de algo más de una década se cumplirá un siglo de la presencia del turismo marítimo en La Palma. Fueron ingleses, precisamente, los primeros que llegaron y los que mantuvieron una asidua presencia desde finales de los “felices años veinte” hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Y junto a ellos, los turistas alemanes, cuando la crisis del transporte marítimo en el Atlántico norte encontró en los cruceros de turismo una forma de mantener en actividad sus respectivas flotas y tripulaciones.

En la inmediata posguerra el turismo nórdico y centroeuropeo fue el encargado de reiniciar el capítulo que había quebrado la llamada de la guerra fraticida y con el paso de los años, a partir de la década de los sesenta reaparecieron los turistas ingleses en los barcos de P & O Cruises –“Chusan”, “Orcades”, “Iberia”… –, precursores de los actuales “Oriana”, “Aurora”, “Arcadia”, “Oceana”, “Ventura” y “Azura”, que son clientes habituales del puerto de Santa Cruz de La Palma. Como lo podemos apreciar en estas bonitas imágenes nocturnas, ayer, de nuestro amigo y atento colaborador José Javier Pérez Martín.

La iluminación del buque “Aurora” destaca en la noche palmera

“Queen Victoria”: imagen nocturna en el puerto de Santa Cruz de La Palma

A mediados de la década de los ochenta volvió Cunard Line con el buque “Cunard Princess”. La centenaria compañía británica, que es sinónimo de prestigio allá donde quiera que haga escala cualquiera de sus barcos, ha encontrando en La Palma uno de sus destinos predilectos en sus cruceros por las islas del Atlántico, llamadas también las Islas del Sol, en la publicidad de origen. Prueba de ello es que a la historia del puerto palmero pertenecen los buques “Queen Elizabeth 2”, “Caronia”, “Queen Mary 2”, “Queen Victoria” y “Queen Elizabeth”.

Otras compañías de renombre internacional como Royal Caribbean International, Fred. Olsen Cruise Line –de gran proyección en el turismo británico– y las dedicadas al segmento alemán, que es muy exclusivo, caso de AIDA Cruises en los últimos años o los barcos fletados por TUI y otros touroperadores poderosos, hacen posible la presencia de miles de turistas en el puerto palmero. Parece que se han despertado la conciencia de atenderles como es debido y abrir en festivos. Así lo hacen en todos los destinos en los que hacen escala.

Cuidemos este turismo selecto, que entra y sale en apenas unas horas y tiene capacidad de gasto y es gente tranquila que quiere disfrutar. Cuidado con los precios abusivos. Aunque sabemos que son casos aislados, no tomen por idiotas a los extranjeros. Cualquier intento debe ser denunciado. Del buen trato que reciban depende que se repitan las escalas, pues la decisión final es consecuencia de la satisfacción que los clientes expresan en las encuestas y en sus opiniones a bordo. De la temporada de cruceros se están beneficiando sectores que hasta hace tiempo estaban completamente ausentes. Y un poco de aquí y un poco de allá, al final suma mucho. Los comerciantes honrados, que son la inmensa mayoría, saben bien de lo que estamos hablamos. Y la sonrisa y la tradicional amabilidad y hospitalidad de nuestro pueblo, siempre como bandera.

Fotos: José Javier Pérez Martín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: