El ferry “Betancuria” resuelve la avería y restablece la normalidad en la línea

agosto 7, 2012

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finalmente las cosas han vuelto a su sitio. Resueltos los problemas en uno de los motores principales del ferry “Betancuria”, que había sufrido una avería y provocado retrasos desde el pasado domingo, este mediodía el barco ha recuperado su velocidad de crucero y en el momento de publicar esta nota de alcance, navega en viaje de Arrecife de Lanzarote a Puerto del Rosario, donde atracará en veinte minutos, según los datos que ofrece el sistema AIS.

Fred. Olsen trata de recuperar cuanto antes la normalidad con los ajustes necesarios, de modo que los pasajeros y cargadores organicen sus viajes y cargas de acuerdo con sus previsiones. Máxime después del establecimiento de la nueva escala en Morro Jable, tres veces por semana, que ha levantado unas expectativas muy interesantes, hasta el punto de que ha desbordado las mejores previsiones de la compañía.

Resuelta la avería, ahora es preciso recuperar la normalidad horaria

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

2 comentarios to “El ferry “Betancuria” resuelve la avería y restablece la normalidad en la línea”

  1. majorero said

    vaya pena que no pongan un barco en condiciones, con las ganas que hay en morro jable de un barco que le haga competencia a naviera armas. nisiquiera el dia de la inaguracion fue puntual, el que lo coge una vez no lo hace mas, yo no se que hay que hacer para que pongan un barco desente aqui en morro jable, los primeros dias solo se hablaba de eso en jandia, todo el mundo para la proxima en fred olsen, pero ahora lo que se comenta es no lo cogo ni loco que el primer dia ya llego a las 2 de la mañana cuando tenia que llegar a las 12.
    en morro jable hasta octubre hay suficiente demanda para buscar otro ferry mejor, no entiendo como pretenden competir con armas con un barco que camina 18 nudos para 3 puertos y para colmo siempre roto

  2. El pasado domingo 19 de agosto después de unos días de vacaciones por la isla de Fuerteventura decidimos unos amigos y yo regresar a Gran Canaria con la compañía Fred Olsen desde el puerto de Moro Jable.
    A continuación le relato algunas incidencias del servicio o del barco, que por cierto da lástima su estado.
    Llegamos al muelle alrededor de las 13:45 para sacar las tarjetas de embarque sin problema y poder relajarnos un poco antes de partir hacia Gran Canaria, después de estar media hora en cola esperando que se abrieran las ventanillas de la compañía, aunque el horario dice que la apertura es a las 14:00. Se retrasó casi 15 minutos y sólo una persona de principio hasta que se incorporó la otra.
    Preguntamos a qué hora tenia estimada la llegada del barco y nos comunican que a las 15:00 debería estar atracado para partir a las 15:30.
    Ya pasadas las 15:30 horas preguntamos al personal de la compañía y nos dicen que el barco viene algo retrasado y que debemos esperar.
    A eso de las 16:00 el barco sigue sin atracar a las afueras del muelle, nos dicen desde la compañía que por problemas del viento no puede realizar la maniobra de atraque con seguridad.
    Por fin pasadas las 16:30 parece que el tiempo mejora y se quita el viento y proceden a realizar la maniobra de atraque con total éxito, gracias a Dios que el barco de Armas el Volcán de Tamasite no había atracado todavía porque si no nos hubiésemos quedado en tierra por no poder realizar la maniobra con seguridad.
    A pesar de estar abrasados en los coches desde las 14:00 empezamos a movernos hacia la bodega del buque, cabe resaltar la poca profesionalidad del personal que estaba a cargo del acceso de los vehículos, un total caos entre ellos, cambiando los coches de fila, de bodega un autentico caos, la rampa de acceso a la bodega de carga superior enchumbada en agua hacia la subida imposible, algunos vehículos bajaron la rampa deslizándose sin control por su resbaladizo estado.
    Al subir al buque ya nos quedábamos un poco con la boca abierta, muchísima gente tirada por los pasillos, durmiendo al raso, con niños pequeños etc.
    Tras darnos un aseo por el “lamentable” Betancuria encontramos unos sillones en un salón de la parte trasera del barco, fue un infierno sentarnos allí del calor que hacia, ni un poco de aire acondicionado en los salones, todo el mundo sudando a mares, la puerta abierta para que corriese un poco de aire, pero ente el calor y los olores que allí había era imposible permanecer mucho tiempo.
    Tras largo rato intentando encontrar un sitio donde descansar la única opción fue en una de las cubiertas al intemperie, sentado allí tuvimos que asistir a más de diez pasajeros que salían a tomar el aire, un dichoso grifo de agua potable con una perdida considerable mojaba todo el suelo, todo aquel que pasara por allí caía al suelo sin remedio, a pesar de comunicárselo a algún miembro de tripulación (una especie extinguida en el buque), ni si quiera se personaron a supervisar el problema.
    Ya de la tripulación ni hablamos, en todo el trayecto solo se pudo ver a tres miembro de ella, la chica del supermercado en su puesto de cajera leyendo un libro y derivando a todo aquel que le preguntaba a información, en información otra chica que desaparecía y aparecía a ratos y un chico que daba alguna vuelta por allí pero más pendiente de su teléfono que de otra cosa y mas nadie se vio en el trayecto.
    Un trayecto que duró 5 horas desde las 17.00 hasta las 22:00 sin ningún tipo de atención por parte de la tripulación, gente que subió al barco en Lanzarote a las 8 de la mañana, los de Puerto del Rosario a las 12, niños y ancianitos que pasaron un autentico calvario para poder llegar a Gran Canaria.
    La verdad señor Juan Carlos yo siempre he apostado en mis viajes por Fred Olsen pero esta vez me he quedado desilusionado, convencí a mis amigos para viajar de regreso con Fred Olsen porque era mejor en todo, es lo que ha dado siempre esta compañía calidad, profesionalidad y buen trato pero creo que el Betancuria se está cargando la fama que tiene esta gran compañía, si quieren ser una apuesta fiable deben de cambiar muchas las cosas en el Betancuria, la gente se empieza a hartar de retrasos y retrasos y averías constantemente, estas cosas están haciendo cada vez más que el pasaje dude en viajar con Fred Olsen y viajando con Armas. Por cierto el Volcán de Tamasite, que zarpó desde el mismo puerto a las 19:00 entró al puerto de La Luz justo detrás del Betancuria.
    Tengo fotos que pude realizar a bordo del Betancuria, papeleras rebosantes de basura, paneles de falso techo que se caían, sillones que no estaban, escaleras en medio de un salón, botellas de grasa por allí tiradas, basura por los suelos, salones sin aire acondicionado y sin luz etc.
    A ver si la compañía toma alguna medida al respecto y busca un ferry acorde a las necesidades de los isleños y que sea por lo menos algo más fiable que este pobre, que pide a gritos su retiro.
    PD: fueron decenas las reclamaciones de los pasajeros que se realizaron ayer por todos estos problemas.
    Un saludo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: