Juan Carlos Díaz Lorenzo

Es un clásico entre los cruceros de turismo que han conseguido superar las normas del SOLAS 2010. Se llama “Ocean Countess” y ayer estuvo en su primera escala en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Apareció frente a la ciudad marinera a media mañana, en que arribó procedente de Funchal y atracó estribor al muelle después de que embarcara el práctico de guardia, capitán Francisco Noguerol Cajén.

A los amantes de la mar y los barcos nos trajo inmediatamente el recuerdo de su gemelo “Cunard Princess”, que fue un asiduo visitante del puerto palmero en la década de los años ochenta. Y es que este buque se llamó en origen “Cunard Countess”, construidos ambos por encargo de Cunard Line en los astilleros Burmeister & Wain, en Copenhague (Dinamarca) y fue puesto en servicio en mayo de 1975.

Maniobra de atraque estribor al muelle

Pertenece al grupo de los cruceros de turismo clásicos

Su gemelo “Cunard Princess” estuvo en La Palma en los años ochenta

Ambos buques fueron construidos por encargo de Cunard Line

Es un barco de intensa vida marinera, que ha cambiado varias veces de propietario, nombre y bandera: “Awani 2” (1996-1998), “Olympic Countess” (1998-2002), “Olympia Countess” (2002-2004), “Ocean Countess” (2004-2005), “Lili Marleen” (2005-2006), “Ocean Countess” (2006-2007), “Ruby” (2007) y de nuevo “Ocean Countess”. Su gemelo “Cunard Princess” sigue en activo y en la actualidad navega con el nombre de “Golden Iris”.

De 17.496 toneladas brutas y 2.499 toneladas de peso muerto, mide 163,56 m de eslora total, 22,80 m de manga y 8,30 m de calado máximo. Tiene capacidad para 947 pasajeros y está propulsado por cuatro motores Burmeister & Wain 7U50HU, con una potencia de 15.447 caballos sobre dos ejes y cuando nuevo le permitía mantener una velocidad de 21,5 nudos. Código IMO 7358573.

Vista de su característica popa y la singular chimenea que lo distingue

Es un barco bonito, elegante y bien proporcionado

El buque, visto desde la carretera de la Grama

Fotos: Gabilón y José Javier Pérez Martín  

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Acciona-Trasmediterránea ha tomado la decisión de sustituir, al menos por un viaje, el ferry “Albayzin” por el ferry “Zurbarán”, que hoy se incorpora al servicio en el puerto de Cádiz. Sucede que el buque asignado a la línea Cádiz-Canarias ha vuelto a averiarse por segunda vez en pocos días y está amarrado en el puerto de Las Palmas, mientras se trata de resolver la incidencia.

Mientras tanto, la compañía se ha visto obligada a organizar un plan alternativo para atender a los pasajeros afectados, parte de los cuales han viajado en avión al aeropuerto de Sevilla mientras sus vehículos lo hacen a bordo del rolón “José María Entrecanales”. Y viceversa, de Sevilla a Tenerife y Las Palmas, soportando gastos extras, inconvenientes de todo tipo, daño a la calidad del servicio y a la imagen de la compañía, todo por no tener el barco adecuado para la campaña de verano.

El ferry “Zurbarán” opera habitualmente entre Barcelona y Baleares

Podemos entender las razones que han llevado a Acciona-Trasmediterránea a mantener el ferry “Albayzin” en la línea de Canarias, pero se demuestra, en este caso, que el ahorro sale caro. A la vista está. Por ello confiamos en que la nueva dirección de la empresa, con la experiencia que tiene en buques de pasajeros, presté mejor atención a Canarias y procure una alternativa adecuada, que pasa por disponer de los barcos propios.

Una pincelada para el buque “Zurbarán” -capitán, Francisco Campoy Sánchez-, que es la primera vez que viene a Canarias. Es casi gemelo del “Murillo”, es decir, tiene un nivel aceptable. Acciona lo compró en 2006 de segunda mano. Entró en servicio en febrero de 2000 con el nombre de “Northern Merchant” y forma parte de una serie de cinco buques construidos en el astillero de Sevilla, cuatro de ellos para el armador británico Cenargo International Limited.

Foto: Adolfo Ortiguiera Gil

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A partir del 27 de abril de 2013 y durante un año completo, Pullmantur destinará su buque “Monarch” a un circuito de siete noches de duración en el itinerario Colón (Panamá), Cartagena de Indias (Colombia), Curazao, Aruba y La Guaira (Venezuela), informa la compañía.

Con la presencia de este buque de turismo en dicha zona, Pullmantur –una compañía del grupo Royal Caribbean- impulsará y reforzará su presencia en el Caribe, animado por “la buena acogida de este itinerario por nuestros clientes y por los gobiernos latinoamericanos”, dijo el presidente y CEO del grupo, Gonzalo Chico Barbier.

El buque “Monarch” es el antiguo “Monarch of the Seas”. Dispone de capacidad para 2.752 pasajeros y 831 tripulantes. Los pasajeros disfrutarán de un ambiente festivo caribeño, en régimen de todo incluido en el precio que hayan pagado por sus billetes y con el español como idioma principal.

El buque “Monarch” procede de la flota de Royal Caribbean International

Foto: Pullmantur

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hay nombres de barcos curiosos y pocos conocemos relacionados con el mundo del fútbol. Este es uno de ellos: “Eurochampion 2004”, fotografiado hace unos días en el antepuerto de Las Palmas por el capitán Fernando Salvador Sánchez-Caro. El buque, abanderado en Liberia, es propiedad del armador griego Tsakos Columbia Shipmanagement, con sede en Atenas.

Rinde homenaje al triunfo de la selección nacional griega en el torneo de la Eurocopa de 2004. Construido en los astilleros Hyundai Heavy Industries, en Ulsan (Corea del Sur), entró en servicio en 2005. Es un buque de 85.431 toneladas brutas y 164.608 toneladas de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 274 m de eslora total, 50 m de manga y 9,30 m de calado máximo. Código IMO 9299666.

El petrolero liberiano “Eurochampion 2004”, fondeado en Las Palmas

Foto: Fernando Salvador Sánchez-Caro

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En 2007, año triunfal para Naviera Armas, se incorporaron a su flota dos nuevos buques que recibieron los nombres de “Volcán de Tijarafe” y “Volcán de Tamadaba”. Son una evolución del proyecto del buque “Volcán de Tamasite”, con doce metros más de eslora y dotados de camarotes con capacidad para 206 pasajeros, de un total de 966 plazas y 400 coches y 1.057 metros lineales para carga rodada.

El capitán Fernando Salvador Sánchez-Caro, en otro tiempo director general de la Marina Mercante, nos envía esta foto del buque “Volcán de Tijarafe” tomada hace unos días desde su gemelo “Volcán de Tamadaba”.  Navega de vuelta encontrada rumbo a Santa Cruz de Tenerife, procedente de Las Palmas, en su habitual servicio en el puente marítimo entre las dos capitales canarias, establecido en 1975 por los “delfines” de Compañía Trasmediterránea.

El ferry “Volcán de Tijarafe” se cruza con su gemelo, a 21 nudos de velocidad

Construcción número 1.654 de los astilleros Hijos de J. Barreras, en Vigo, el 30 de agosto de 2007 se puso en grada el primer bloque de su quilla y el 5 de marzo de 2008 se procedió a su botadura con el ceremonial acostumbrado. El 28 de abril del citado año fue entregado a Naviera Tamadaba, una de las sociedades del Grupo Armas. Su buque gemelo está registrado a nombre de Barlovento Marítima.

De 19.976 toneladas brutas, 6.051 toneladas netas y 3.350 toneladas de peso muerto, son sus principales dimensiones 154,35 m de eslora total, 24,20 m de manga y 5.50 m de calado máximo. Está propulsado por dos motores Wärtsila 12V46B, con una potencia de 23.400 kw, que accionan sendos ejes y hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de crucero de 23 nudos. Código IMO 9398890.

Así como los otros “volcanes” de Naviera Armas tienen una razón histórica, geográfica o geológica determinada, en este caso asistimos a un volcán inexistente. No conocemos referencia alguna que lo acredite. En las modernas teorías que explican la formación del frontón norte de la isla de La Palma, donde se encuentra el municipio de Tijarafe –del que toma su nombre y corresponde a la parte más antigua, junto a Puntagorda, Garafía y Barlovento- se habla de los volcanes de origen freatomagmático Taburiente y Garafía.

En todo caso, y como Naviera Armas titula a todos sus barcos con nombres de volcanes que empiecen por la letra T, es un motivo de satisfacción pues se trata de un nombre palmero, que se une a otros “volcanes” de la compañía, caso de los buques “Volcán de Teneguía” (1º), “Volcán de Tenagua”, “Volcán de Tacande”, “Volcán de Taburiente” y “Volcán de Teneguía” (2º).

Foto: Fernando Salvador Sánchez-Caro

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Andalucía” es el nombre de este buque dedicado al transporte de madera, propiedad de la compañía japonesa Toyo Kaiun y operado por Misuga Kauin Co. Ltd., al que vemos fondeado la semana pasada en aguas del puerto de Las Palmas. Realiza operaciones de suministro de combustible por barcaza, que la tiene abarloada al costado de babor.

Suponemos que el hecho de que una compañía japonesa bautice a uno de sus barcos con un nombre de una región española pone de manifiesto el interés y el conocimiento que de España se tiene en el país del Sol naciente. El nombre de Andalucía se pasea por todo el mundo, pues el buque atiende fletes entre puertos muy distantes entre sí.

El buque “Andalucía”, dedicado al transporte de madera, fondeado en Las Palmas

Se trata de un “wood chip carrier” construido en los astilleros Tsuneshi Shipbuilding, en Fukuyama (Japón) y entró en servicio en 2008. Es un buque de 39.895 toneladas brutas y 49.527 toneladas de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 189 m de eslora total, 32 m de manga y 7,10 m de calado. Propulsado por un motor diesel, que le permite mantener una velocidad de 16 nudos. Código IMO 9370745.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hace unos días hizo escala en el puerto de Las Palmas el buque carguero británico “Vectis Eagle”, que llama la atención por la forma de su proa “cross-bow”, invertida o de crucero, como explica nuestro estimado amigo Daniel Rodríguez Zaragoza. El diseño del barco es obra del estudio de arquitectura naval holandés Groot.

Dice su capitán que en mar abierta y con mal tiempo el barco apenas embarca agua en la cubierta y el diseño de la proa reduce mucho el cabeceo, manteniendo sustancialmente la velocidad. Se trata, además, de un buque “green”, es decir, diseñado para contaminar menos. La bocina se refrigera con agua y las maquinillas y las grúas son eléctricas para evitar derrames.

Llamativo diseño de la proa del buque “Vectis Eagle”

El buque es propiedad de la compañía Caribrooke Shipping y entró en servicio el 10 de enero de 2012. Construido en los astilleros Jiangsu Yangzijiang (China), registra 6.190 toneladas brutas y 8.564 toneladas de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 110 m de eslora total, 17 m de manga y 5,60 m de calado máximo. Propulsado por un motor Mak 6M32C de 2.400 kw de potencia y una velocidad de 14 nudos. Código IMO 9594286.

Está conceptuado, además, como un barco “green” de nueva generación

Fotos: David Pérez Rivero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El almirante comandante del Mando Naval de Canarias, Salvador Delgado Moreno, presidió el pasado lunes, 16 de julio, el acto celebrado en el Arsenal Militar de Las Palmas en honor de la Virgen del Carmen, Patrona de la Armada. En el patio de armas formaron las dotaciones de las distintas unidades y en los muelles próximos estaban atracados y empavesados el patrullero oceánico “Rayo” (P-42) y el buque “Petrel I”, del Servicio de Vigilancia Aduanera.

La fiesta grande de la Armada y de las gentes de la mar contó, además, con la presencia del alcalde de la ciudad de Las Palmas, Juan José Cardona; el vicepresidente del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez; el vicepresidente del Parlamento de Canarias, Julio Cruz; el presidente del Tribunal Superior de Justifica de Canarias, Antonio Castro Feliciano; miembros del Cuerpo Consular, así como el general jefe del Mando Aéreo de Canarias, Javier Salto Martínez-Avial; el general jefe de la Guardia Civil en Canarias, Juan Sánchez Medina; y el jefe del GEBRILCAN, general de brigada García-Vaquero.

La ceremonia naval se celebró en el patio de armas del Arsenal Militar

Formación de dotaciones asistentes a la ceremonia naval

La Bandera se dirige a ocupar su posición en la ceremonia

Siguiendo el ceremonial naval, el almirante comandante del Mando Naval de Canarias fue recibido con los honores de ordenanza y el acto dio comienzo con puntualidad, acompañado por un sol de justicia y calor veraniego.

Primero se procedió a la imposición de condecoraciones al personal militar y civil que se hizo merecedor de ello y, a continuación, a la despedida del personal de la Armada que ha pasado a la situación de reserva en el último año naval, entregándole el almirante comandante general unos obsequios.

El almirante comandante del Mando Naval de Canarias pasa revista

Imposición de condecoraciones a personal militar

Traslado de la corona de laurel hasta el monumento a los Caídos

El momento más emotivo llegó en el momento del acto de homenaje a los Caídos, depositando una corona de laureles ante el monumento erigido en el patio de armas, en el que el almirante comandante del Mando Naval estuvo acompañado por el capitán de la Marina Mercante Sergio Sánchez Hernández, de la flota de Naviera Armas; Aurelio Saavedra Villaverde, presidente de la Cooperativa de Pescadores de San Cristóbal y Yolanda Luque González, subcampeona del mundo de vela en la modalidad Láser 4.7.

El almirante y los invitados acompañan a depositar la corona

Honor , respeto y recuerdo emotivo  a los Caídos

Discurso del almirante

A continuación, el almirante comandante del Mando Naval de Canarias pronunció un discurso en el que comenzó agradeciendo la presencia en el acto de las autoridades civiles y militares, así como la de todos aquellos compañeros de otros ejércitos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, “que han mostrar hoy su cercanía a la Armada en un día tan señalado para nosotros, como es la celebración de nuestra Patrona, la Virgen del Carmen”.

“Quiero referirme –prosiguió- muy especialmente a quienes desde la  marina mercante, de pesca o deportiva, mantienen una vinculación directa con la mar y, por ello, comparten con nosotros el mismo patronazgo. A todos ellos y, en particular, a quienes hoy les representan en este acto, en nombre de la Armada, nuestra más sentida felicitación”.

Recordó el almirante comandante del Mando Naval de Canarias que la Armada celebra esta festividad desde hace más de cien años, pues “fue en 1901 cuando, por real decreto, se declaró Patrona de la Marina de Guerra a Nuestra Señora del Carmen, formalizando así un sentimiento profundamente arraigado entre los navegantes; sentimiento que tal vez muchos no entiendan pero que el marino conoce muy bien, pues son muchas las situaciones difíciles y comprometidas en las que puede verse en la mar y donde el conocimiento, los medios y la experiencia no siempre son suficientes para salir airoso”.

“Los demás seguiremos viendo en vosotros un ejemplo a seguir”

A continuación tuvo palabras de felicitación para quienes recibieron la Cruz del Mérito Naval, la Orden de San Hermenegildo o la Cruz a la Constancia. “Además de la justa satisfacción personal por el reconocimiento al esfuerzo realizado –señaló-, estas recompensas deben serviros de estímulo para continuar día a día haciendo vuestro trabajo como lo habéis hecho hasta ahora. Así, los demás seguiremos viendo en vosotros un ejemplo a seguir y la distinción que acabáis de recibir cobrará todo su significado. Mi felicitación particular al personal de los Ejércitos de Tierra y Aire cuyo reconocimiento con la Cruz del Mérito Naval encierra, además, el agradecimiento de la Armada por vuestro desinteresado apoyo y colaboración con nosotros”.

Panorámica del patio de armas del Arsenal Militar, durante la celebración

Se refirió, asimismo, a los compañeros que tras una larga trayectoria profesional en la Armada han pasado a la reserva en este año. “Sed conscientes –dijo- que vuestro esfuerzo y sacrifico han contribuido a construir la Armada que hoy disfrutamos. Tenéis por ello nuestro respeto, reconocimiento y afecto; sabed que la Armada os seguirá acogiendo siempre y se sentirá orgullosa de contar con vosotros en cuantas ocasiones nos honréis con vuestra presencia”.

En el eje central de su discurso, el almirante Delgado Moreno se refirió a la “profunda transformación” que ha sufrido el Mando Naval de Canarias durante este año. Y es que hace unos días apenas finalizó el redespliegue de unidades “iniciado hace algo más de un año para agrupar en la misma base a toda las unidades de la misma clase, buscando así racionalizar los costes de mantenimiento”. Como conocen nuestros lectores, los patrulleros de altura “Cazadora” y “Vencedora” cambiaron su base a Cartagena; y los patrulleros “Medas”, a Cádiz; “Tagomago”, a Málaga y se produjo la baja del “Grosa”.

“Meteoro” (P-41), primero de cuatro BAM en versión oceánica

El relevo lo han tomado los nuevos Buques de Acción Marítima (BAM) en su versión de patrullero oceánico, de los cuales ya se han incorporado los tres primeros, “Meteoro”, “Rayo” y “Relámpago” y hoy,  jueves 19 se ha entregado a la Armada el buque “Tornado”, cuarto y último de la serie. Los tres primeros han finalizado con éxito su programa de actividades de entrada en servicio y se encuentran ya desempeñando misiones operativas. Está previsto que el buque “Tornado” se traslade a Las Palmas de Gran Canaria a primeros de septiembre y se incorpore a su ciclo operativo en enero.

El almirante Delgado Moreno destacó que “este cambio ha supuesto la reducción en el número de unidades asignadas al Mando Naval. Si embargo, los nuevos barcos aportan mayores y más modernas capacidades que permitirán, no sólo mejorar la seguridad en el entorno marítimo del archipiélago, sino también estar presentes en nuevos escenarios, donde nuestra presencia, hasta ahora, era limitada”.

“Pero estas nuevas capacidades demandan también nuevas necesidades de apoyo que van a suponer un cambio significativo en las instalaciones del Arsenal. Talleres adecuados a las nuevas tecnologías, acondicionamiento de muelles, nueva instalación eléctrica, redes de datos de mayor capacidad, mayor preparación del personal técnico, introducción de un nuevo concepto de mantenimiento, etc. Todo ello está ya en marcha, aunque a un ritmo más lento del inicialmente previsto, y continuará en el futuro según nos permitan los recursos disponibles.

Los patrulleros “Cazadora” y los “tacañones” ya son historia en Canarias

El almirante comandante del Mando Naval de Canarias recordó que “durante este año, la actividad de las unidades se ha visto reducida con respecto al año anterior. No obstante, además de la misión permanente de vigilancia marítima del archipiélago, se han mantenido los despliegues y ejercicios más importantes, entre los que quiero destacar los llevados a cabo por los patrulleros “Cazadora” y “Vencedora”, en la costa occidental de África y Golfo de Guinea que, junto con la visita de alto nivel efectuada a las autoridades más relevantes en el ámbito de la Defensa de Mauritania, Senegal y Cabo Verde, han supuesto un impulso importante para las relaciones con los países ribereños en el campo de la seguridad marítima y que, sin duda, dará sus frutos con el paso del tiempo”.

El almirante Delgado Moreno también recordó la participación de la Armada en operaciones reales: en el Líbano, en el marco de la operación Libre Hidalgo, los desactivadores de explosivos de la Unidad de Buceo del Mando Naval y de la unidad cinológica de la Unidad de Seguridad de Infantería de Marina. En la operación Romeo Alfa, en Afganistán, donde se encuentran destacados dos oficiales de Infantería de Marina. En la operación “Unified Protector”, en Libia, donde también participaron nuestros desactivadores de explosivos. Y en la operación “Atalanta” de lucha contra la piratería en el océano Índico, donde se desplegó un equipo operativo de Infantería de Marina, a bordo del buque de asalto anfibio “Galicia”.

Salvador Delgado Moreno, almirante comandante del Mando Naval de Canarias

Incidió, asimismo, “en nuestro empeño porque la sociedad canaria sepa lo que somos y lo que hacemos, hemos hecho un gran esfuerzo para difundir la imagen de la Armada y de lo marítimo”. Se refirió, en concreto, al Organismo de Apoyo al Personal, la Delegación del Instituto de Historia y Cultura Naval y la Comisión Naval de Regatas, que han organizado diferentes eventos culturales y deportivos tanto en Gran Canaria como en Tenerife.

Se ha creado, en colaboración con la Universidad, la cátedra de Historia Naval y se han impartido más de un centenar de conferencias divulgativas en centros de enseñanza de todo el archipiélago, con asistencia de más de 5.500 alumnos y han visitado los barcos e instalaciones más de 1.600 personas, pertenecientes a 39 centros de enseñanza y asociaciones. “Con la misma idea, hicimos todo lo posible para acercar a los ciudadanos la celebración del 475 aniversario de la Infantería de Marina, la más antigua del mundo,  llevando a cabo una demostración anfibia en la playa de Las Canteras”, destacó.

En este contexto, el almirante comandante del Mando Naval de Canarias felicitó a la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria por la reciente concesión del Diploma de Honor de los Premios Virgen del Carmen, “en atención a su intensa y larga contribución a la difusión de los temas de la mar y de la Armada en particular”.

Las instalaciones del Arsenal Militar, a la izquierda de la imagen

En la segunda parte de su discurso, el almirante Delgado Moreno se refirió a la “difícil situación que estamos atravesando” y dijo que “la falta de recursos nos afecta muy directamente, como a todos. Pero esta falta de recursos, no nos hace más débiles. La Armada es una institución que forma parte de la historia de España y que ha sabido introducirse en la modernidad sin renunciar a sus valores, tradiciones y costumbres. Y son precisamente esos valores, tradiciones y costumbres los que sustentan nuestro compromiso de servicio a España y constituyen la verdadera fortaleza de nuestra organización. Creyendo en ellos, seremos capaces de afrontar el mayor esfuerzo y sacrificio que la situación actual nos demanda y estaremos en condiciones de disponer de todas nuestras capacidades cuando los vientos sean más favorables”.

Destacó, asimismo, “el espíritu de colaboración mutua que preside nuestra relación con los otros Ejércitos y la Guardia Civil, así como con los organismos de las diferentes administraciones; esta forma de proceder constituye un ejemplo a seguir; simplifica y facilita nuestro trabajo y contribuye a un empleo más eficiente de los recursos que el Estado pone a nuestra disposición”.

La  solemne ceremonia naval festeja a la Patrona de la Armada

Antes de finalizar su intervención, el almirante tuvo un recuerdo emocionado para los miembros de la Armada y gentes de mar “que durante este año nos dejaron para siempre” y de manera muy especial para el comandante Lorenzo Viedma; subteniente Félix Villar; brigada Salvador Arboleda; cabo primero Isidro León y personal laboral Pedro Rodríguez Cuesta, a quienes, resaltó, “os tenemos presentes”.

Para concluir el almirante imploró a la Virgen del Carmen para “que guarde  esta tierra canaria y a sus gentes; proteja a nuestras familias  y nos proteja y ayude a cada uno de nosotros en nuestro quehacer diario al servicio de la Armada y de España” y con las voces, a las que se unieron todos los asistentes, “que dan testimonio de nuestro amor a la Armada, a España, y de lealtad a Su Majestad el Rey: ¡Viva España¡,¡Viva el Rey¡”.

Tras el desfile de las fuerzas que rindieron honores, formado por secciones de marinería y de Infantería de Marina con el acompañamiento de la banda de música de Aviación, se ofreció una copa de vino español en la residencia de oficiales del Arsenal Militar, en la que, el almirante comandante del Mando Naval de Canarias brindó “por el primer soldado y el primer marino de España: S.M. el Rey”.

El coronel Pardo de Santayana, condecorado con la Cruz al Mérito Naval y su esposa

La celebración de la festividad de la Virgen del Carmen nos dio la oportunidad, además de saludar a las autoridades militares y civiles presentes, y colegas del Cuerpo Consular en Las Palmas, de reencontrarnos con viejos amigos. Juan José Laforet, cronista oficial de Gran Canaria y de la ciudad de Las Palmas, riguroso investigador y docente de reconocido prestigio y Javier Sánchez-Simón, ex presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

También tuvimos ocasión de conversar con el coronel José Pardo de Santayana y Gómez de Olea, director del Centro de Formación de Canarias, con sede en Breña Baja (La Palma); capitán de navío Félix Díaz Espinar, jefe de Estado Mayor del Mando Naval de Canarias; capitán de navío Juan Carlos Soler García, jefe del Arsenal Militar de Canarias; capitán de navío Diego Carlier Millán, director del Museo Naval de Canarias, primogénito de Diego Carlier Pacheco, que fue comandante de Marina de Santa Cruz de Tenerife, lo mismo que el capitán de navío Francisco Romero Díaz del Río y el capitán de fragata Luis García Rebollo, director de la oficina de Organismo de Apoyo al Personal en Las Palmas.

Fotos: Mando Naval de Canarias, Juan Carlos Díaz Lorenzo, Bermaxo y Puertos del Estado

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A lo largo y ancho de la geografía marítima española, la festividad de la Virgen del Carmen, patrona de las gentes de la mar, tiene una amplia repercusión. Marinos mercantes, militares, de pesca y deportivos, y los muchos devotos en tierra, tienen un punto de encuentro cada 16 de julio, fecha veraniega y por lo general calurosa, como ha sucedido en este año en Canarias.

En las fotos que acompañan a esta crónica y que nos envía el capitán Francisco Noguerol Cajén, práctico titular del puerto de Santa Cruz de La Palma, vemos varios momentos de la procesión marítima de la venerada imagen, a bordo del remolcador “Isidre Nornell”, de la flota de Boluda, con base en el puerto palmero y de las embarcaciones que acompañaron en fecha tan señalada.

La imagen de la Virgen del Carmen está entronizada en la parroquia matriz de El Salvador, en Santa Cruz de La Palma y fue cargada y escoltada por los miembros de la Cofradía de Cristo Preso y las Lágrimas de San Pedro y una numerosa feligresía, informa nuestro estimado amigo y especialista en Historia del Arte, José Guillermo Rodríguez Escudero.

La venerada imagen, embarcada en el remolcador “Isidre Nonell”

La procesión marítima discurrió en el interior de la bahía

Los pescadores de la zona se unieron a la celebración marítima

Personal de Prácticos y otros invitados a bordo de una lancha

Fotos: Francisco Noguerol Cajén

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hace mucho tiempo que P & O Cruises tiene una especial predilección por los puertos gallegos, pues las escalas en Vigo y A Coruña figuran entre las más demandadas por sus pasajeros. Ayer le tocó el turno al megacrucero “Ventura”, que arribó procedente de Lisboa en viaje a Southampton. Arribó a las 08 horas y zarpó con puntualidad británica a las 16,30 horas. Quizás una escala breve para un barco de este calibre.

A bordo, en esta ocasión, 3.200 pasajeros y 1.214 tripulantes. “Con un día de verano,algo de calima pero que se fue abriendo, animación en el puerto sus instalaciones comerciales y de hostelería, con ofrecimiento en bandejas, degustación gratuita de pinchitos y los gaiteros de oficio, generando todo ello un aire festivo, que resulta muy oportuno con la que está cayendo”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

De la consignación se ocupó la agencia viguesa Pérez y Cía, “con la eficacia a que nos tiene acostumbrados, de atención a el pasaje y sus relaciones de colaboración”, apunta nuestro estimado amigo y colaborador.

El barco impresiona. Figura en el grupo de los megacruceros

Visto por la banda de estribor, mientras maniobra para atracar

Fotos: Alfredo Campos Brandón