Redacción

La terminal pública de contenedores del puerto de Santa Cruz de Tenerife, CAPSA (Compañía Auxiliar del Puerto), batió el pasado 7 de abril el récord de movimientos de contenedores, una vez finalizada la huelga de transportes, informa la Autoridad Portuaria. En esta jornada se registraron 1.191 movimientos de entrada y salida de contendores en la citada terminal con 726 camiones.

Ante esta situación  se habilitó un carril reversible de entrada/salida para agilizar la operativa portuaria, resaltando la buena colaboración de todos los sectores implicados, portuario, transportistas y personal de CAPSA.

El tiempo medio de los camiones en Terminal fue de 24 minutos, por encima de los 17 habituales debido al gran volumen acumulado durante los días anteriores, que había provocado una alta densidad de contenedores en la explanada, apilados a cuatro alturas, lo cual significó un alto número de remociones, no incluidas en las cifras anteriores.

Actualmente se está trabajando conjuntamente la Terminal del Bufadero y la primera fase de la ampliación del Dique del Este. Este hecho facilitó la circulación de vehículos y la agilidad en la operativa, evitándose así situaciones de congestión y demora que se producían en tiempos pasados cuando se trabajaba con las dos terminales separadas por el astillero que se encontraba en medio.

Aún a falta del preaviso y de la documentación electrónica total que completará la modernización de la operativa, el puerto de Santa Cruz de Tenerife se sitúa a la cabeza de agilidad en los tiempos de espera de camiones, inclusive en situaciones como la actual, ya que en puertos peninsulares y de Las Palmas se registran esperas mucho más elevadas.

El buque "Elisa B", operando en la terminal de CAPSA del puerto de Santa Cruz de Tenerife

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En una noticia anterior nos habíamos referido al protagonismo que la compañía italiana Costa tiene con el puerto de Santa Cruz de Tenerife desde los primeros años de la posguerra mundial, tanto en las líneas de la emigración a Venezuela y América del Sur, como en los tráficos cargueros, así como en los cruceros de turismo desde comienzos de los años sesenta del siglo pasado.

El espectacular avance de esta compañía en los últimos años, ha hecho posible que nos hayan visitado los más selectos barcos de esta compañía, que figura entre las más importantes del mundo y forma parte del poderoso Carnival Group Plc. Entre dichos  barcos distinguidos figura, sin duda, el megacrucero Costa Serena (114.147 GRT), que en los últimos meses se ha convertido en un cliente importante del puerto de Santa Cruz de Tenerife,  con sus frecuentes escalas y los varios miles de pasajeros –dispone de alojamiento máximo para 3.004 en cada viaje- que han tenido la oportunidad de conocer la isla de Tenerife.

Siempre atento a su vocación marinera, amante del puerto y su entorno, nuestro distinguido amigo y colaborador Esteban González -un profesional de gran categoría y con un especial sentido de la fotografía en movimiento y de la estética fotográfica- nos llegar estas fotos de la escala de hoy del citado megacrucero, que publicamos con mucho gusto para disfrute de nuestros lectores.

El megacrucero italiano "Costa Serena" zarpa del puerto tinerfeño

Cayendo a estribor, como lo evidencia la estela que deja por popa

Es un barco bonito y espectacular en su clase

Visto de popa, mientras la lancha espera del desembarco del práctico

Detalle de las cubiertas que ocupan la zona proel

Frente a la playa de Las Teresitas, en un tarde serena y apacible

Bonito encuadre, a la caída de la tarde y hasta la próxima escala

Fotos: Esteban González (www.estebangonzalez.es)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife la estampa marinera del crucero francés Le Diamant, que arribará esta mañana, a primera hora, procedente de Las Palmas en viaje Santa Cruz de La Palma, desde donde continuará mañana a las 13 horas hacia Casablanca, cumpliendo así con el itinerario asignado. De su consignación se ocupa Hamilton y Cía.

El barco es propiedad de la Compagnie du Ponant, que opera con el nombre comercial de Ponant Cruises y pertenece al grupo de los cruceros especializados, capaces de viajar a la Antártida, el Amazonas, Alaska, Groenlandia… es decir, destinos fuera del alcance de los grandes operadores. En la actualidad tiene capacidad para 226 pasajeros, que se reparten en 113 camarotes exteriores y unas pocas suites en la cubierta superior dotadas con balcones al mar. 

Estampa marinera del crucero francés "Le Diamant"

El barco está distribuido en cinco cubiertas y ofrece tres restaurantes con un alto nivel de exquisita cocina francesa: el comedor principal, llamado Ile de France; otro con capacidad para 40 plazas con reserva previa, nombrado L’ Escapade y otro al aire libre, Le Grill. Cuatro bares con buen champán, una biblioteca, una terraza con piscina, un spa, una pequeña sala de fitness… una serie de espacios íntimos capaces de crear un ambiente agradable y relajado entre los pasajeros y una tripulación bien entrenada y experta en estas lides. A bordo se habla inglés y francés, pues la mayoría de sus pasajeros son ingleses, europeos y norteamericanos, sobre todo éstos últimos.

Este buque fue en origen un barco de carga rodada, construcción número 220 de los astilleros de Kristiansand M/V, en Noruega y salió a navegar en 1974 bautizado con el nombre de Begonia y contraseña de la compañía holandesa N.V. Stoomv. Maats. Oostzee, enarbolando bandera de las Antillas Holandesas y matrícula de Curacao.

En su primera etapa, cuando era el ro-ro "Begonia"

Por entonces tenía un registro de 1.890 toneladas brutas, 908 netas y 3.445 de peso muerto, en un casco de 124,19 metros de eslora total, 16 de manga y 4,97 de calado. Propulsado por cuatro motores Normo, con una potencia de 3.760 kw. acoplados a dos ejes y hélices de paso variable que le daba una velocidad de 14,5 nudos, disponía de una capacidad de carga de 695 metros lineales y seis camarotes para 12 pasajeros.

Tenía un gemelo llamado Fernbay, que también iba destinado a reconvertirse en crucero de turismo, si bien el proyecto no prosperó y el citado barco, andando el tiempo, en 1992 lo compró Antonio Armas Fernández y se convirtió, abanderado en España, en el buque carguero Volcán de Teneguía. Pero esa es otra historia.

Volviendo al barco que nos ocupa, en abril de 1985 lo compró la compañía noruega Fearnley & Eger y, rebautizado Explorer Starship, fue enviado a los astilleros Lloyd, de Bremerhaven para proceder a su reconversión en crucero de turismo, de acuerdo con un proyecto que contemplaba el aprovechamiento del casco, mientras que el resto sería obra nueva. Los trabajos se realizaron entre los meses de noviembre de 1985 y julio de 1986, resultando un buque de remozada estampa marinera, en la que no era fácil reconocer su procedencia.

El buque "Explorer Starship", en los trabajos de reconversión

Desde entonces es un buque de 8.282 toneladas brutas con iguales dimensiones y está propulsado por dos motores Wichman de 5.202 kw de potencia, que accionan dos ejes y hélices de paso variable que le permite mantener una velocidad de 18 nudos. El número máximo de pasajeros se fijó en 265. Código IMO 7325629.

En 1989 lo compró la compañía noruega Skaugen Marine A/S, con sede en Oslo y el barco fue rebautizado Song of Flower. Comenzó entonces una nueva etapa que habría de prolongarse por espacio de 14 años, hasta que en octubre de 2003 fue adquirido por sus actuales armadores y rebautizado Le Diamant. Sometido a trabajos de gran carena y algunas reformas, en mayo de 2004 volvió de nuevo al servicio, formando parte del selecto grupo de cruceros especializados al que nos hemos referido al principio. 

Bonita estampa marinera del crucero "Song of Flower"

El barco, vista de popa por la banda de babor y el ténder

Plano de distribución de las cubiertas de pasajeros

Detalle de la proa. El barco conserva el casco de su primeta etapa

Vista parcial de las cubiertas de ocio y las chimeneas

Fotos: Christian EckardtJörg Seyler (www.faktaomfartyg.com) y Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Presencia destacada en el tráfico portuario de hoy en el antepuerto de Santa Cruz de Tenerife ha sido el buque LNG Adamawa, abanderado en Bermudas, que arribó a primera hora procedente de Bilbao, en lastre, camino de Bonny (Nigeria), para suministrarse 1.900 toneladas de fuel por barcaza, ocupándose de su escala la agencia Marmedsea.

El buque, de 115.993 toneladas brutas (GRT), es propiedad de Bonny Gas Transport Bermuda Shell (una filial de Shell Tankers). Construido en los astilleros Hyundai Heavy Industries, en Ulsan (Corea del Sur) y puesto en servicio en mayo de 2005, tiene cuatro tanques esféricos con capacidad para 135.000 metros cúbicos. Mide 288,75 metros de eslora total, 48 de manga, 26,50 de puntal y 11,15 de calado y está propulsado por una turbina de vapor de nueva generación, que le permite alcanzar una velocidad de 19,7 nudos. Código IMO  9262211.

Estampa marinera del buque "LNG Adamawa"

Foto: Capitán Manuel Hernández Lafuente

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como ya habíamos adelantado en nuestra anterior información, hoy arribó al puerto de Santa Cruz de Tenerife, en su primera escala con su actual nombre, el crucero Saga Pearl II (18.853 TRB), abanderado en Bahamas, que realiza su viaje inaugural con turistas británicos, mercado al que está preferentemente dirigido.

La escala de este buque (ex Astoria, ex Arkona, ex Astor) coincidió, asimismo, con la del crucero Vistamar (7.498 TRB), actualmente con bandera italiana y construido en los astilleros Unión Naval de Levante, en Valencia, en 1989. Ambos cruceros, aunque con procedencias distintas, coincidieron ayer en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Nuestro distinguido amigo y colaborador Antonio Sáez captó estas imágenes al amanecer del día.

De noche todavía, el crucero "Vistamar" enfila la dársena de Anaga

El crucero "Saga Pearl II" maniobra hacia su atraque en el muelle Sur

El crucero "Saga Pearl II" atracó proa a la ciudad, babor al muelle

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma recibirá mañana las escalas de los cruceros de turismo Saga Pearl II y Vistamar, el primero de ellos por primera vez y ambos, más el crucero Island Escape, estarán el viernes en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, con lo cual se mantiene la tendencia del mes de abril, que suma, hasta el momento, una treintena de escalas, incluyendo el puerto de San Sebastián de La Gomera.

El buque Saga Pearl II arribará a las 11 horas procedente de Funchal -donde se encuentra hoy, como se aprecia en la foto de nuestro estimado colega Sergio Ferreira– para una escala de ocho horas, mientras que el buque Vistamar procede de Bridgetown (Barbados), desde donde cruzó el Atlántico directo a la capital palmera. Después de su presencia en el puerto tinerfeño, el primero de ellos continuará viaje a Las Palmas y el segundo seguirá a Safi (Marruecos).

El crucero inaugural del buque Saga Pearl II comenzó el pasado 2 de abril en el puerto de Southampton y tenía prevista una escala en Lisboa el día 5, pero el mal tiempo reinante en la costa de Portugal obligó a su cancelación haciéndolo en Leixoes, informa nuestro colega en la capital portuguesa, Luis Miguel Correia. El buque realiza un crucero de dos semanas por las Islas Atlánticas, Marruecos y Portugal. 

El buque Saga Pearl II fue comprado en una subasta por Saga Cruises a mediados de 2009 para sustituir al veterano Saga Rose, retirado en diciembre del citado año. El buque fue construido en astilleros alemanes en 1981 y anteriormente ha ostentado los nombres de Astor (1981-1985), Arkona (1985-2001) y Astoria (2001-2009). No debe confundirse con el segundo Astor, construido en 1985 y de estampa marinera muy parecida.

Estampa marinera del crucero "Saga Pearl II" en el puerto de Funchal

Foto: Sergio Ferreira (sergio@cruises)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nuestro amigo y corresponsal en la isla Graciosa (Azores), Manuel Bettencourt, nos informa de la presencia en aquellas aguas del crucero Clipper Adventurer, abanderado en Bahamas, que acaba de iniciar una interesante campaña denominada “Explorando las Azores”, para conocer cada una de las islas que componen dicho archipiélago.

Se trata, sin duda, de una buena oportunidad, pues resulta ideal para este tipo de itinerarios, ya que el barco tiene capacidad máxima para 122 pasajeros y 72 tripulantes. Casi en familia, podríamos decir. En su primera escala en el puerto de Graciosa, los turistas hicieron un recorrido por la isla, deteniéndose especialmente en el paraje denominado Furna do Enxofre -una de las 21 candidatas a las siete maravillas naturales de Portugal-, así como excursiones en lanchas tipo zodiac para observar, entre otros, el santuario de pájaros y aves de Ilhéu da Praia.

Aunque cada una de las islas del archipiélago portugués dispone de aeropuerto, las comunicaciones marítimas son mucho más complicadas, de ahí que la propuesta de Clipper Cruises sea muy interesante y digna de tener en cuenta. Esta compañía está especializada en viajes cuyos itinerarios no son los habituales de los grandes operadores.

Vista parcial del puerto de Praia y el crucero "Clipper Adventurer"

 El archipiélago de las Azores tiene una superficie de 2.333 kilómetros cuadrados. La isla más grande es Sao Miguel, que tiene 759 kilómetros cuadrados –un poco más que La Palma- y la más pequeña es Corvo, con apenas 17 kilómetros cuadrados. Son islas de origen volcánico y su máxima altura se encuentra en la isla de Pico, cuyo volcán emerge 2.352 metros de altura sobre el nivel del mar, convirtiéndose así en la mayor altitud de Portugal. La erupción volcánica más reciente se produjo en 1957 en la isla de Faial.

Las islas están divididas en tres grupos: el sector oriental, formado por las islas de Sao Miguel y Santa María; el sector central, por las islas de Terceira, Graciosa, Sao Jorge, Pico y Faial y el sector occidental, por las islas de Flores y Corvo.

Por lo que se refiere al buque Clipper Adventurer, es la construcción número 408 de los astilleros Brodogradiliste Titovo, en Kraljevica (antigua Yugoslavia) y entró en servicio en 1975 enarbolando bandera soviética y contraseña de la compañía Murmansk Shipping Co. con el nombre de Alla Tarasova.  Pertenece a una serie de siete buques de pasajeros: Mariya Yermalova, Klavdiya Yelanskaya, Mariya Savina, Olga Androvskaya, Olga Sadovskaya y Lyubov Orlova, éste último muy conocido en los puertos canarios.

En 1997 el buque Alla Tarasova fue adquirido por la sociedad Clipper Cruise Line, siendo abanderado en Bahamas y rebautizado Clipper Adventurer. En marzo de 1998 fue reacondicionado para su nueva etapa en los astilleros de Fredericia y en abril de ese mismo año inició su primer crucero con base en Lisboa. Desde mayo de 2007 figura como propiedad de la sociedad Clipper Group.

Es un buque de 4.376 toneladas de registro bruto (GRT), 1.347 netas (TRN) y 1.465 de peso muerto y son sus principales dimensiones 100 metros de eslora total, 16,24 de manga y 4,65 de calado. Dispone de alojamiento para 122 pasajeros en 61 camarotes –en su etapa soviética habían sido 262- y está propulsado por dos motores Burmeister & Wain, con una potencia de 3.939 caballos sobre dos ejes y una velocidad de 17 nudos.

El crucero "Clipper Adventurer" maniobra en el puerto de Praia

El buque conserva la línea marinera original, cuando enarbolaba bandera soviética con el nombre de "Alla Tarasova"

El crucero "Clipper Adventurer" y, por su popa, el pequeño ferry "Espirito Santo"

Fotos: Manuel Bettencourt (Santa Cruz da Graciosa, Azores)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En su segunda escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, esta tarde, a las 15,30 horas, se hizo de nuevo a la mar, rumbo a Agadir y Barcelona, el nuevo buque ro-ro José María Entrecanales, construido por encargo de Acciona-Trasmediterránea en los astilleros Navantia, en Puerto Real (Cádiz).  

Observamos que el práctico que subió a bordo para proceder a la maniobra de salida, tuvo, al finalizar ésta, algunos problemas para desembarcar con comodidad por la escala de gato y, según nos han informado, permaneció un rato asido a la misma hasta que pudo saltar a la lancha auxiliar que se ocupó de recogerlo.

El barco ganó velocidad rápidamente, pues cuando todavía no había remontado Punta Anaga, ha había alcanzado 25,5 nudos –según las mediciones de AIS- y seguía subiendo. En el viaje anterior, cuando navegaba por el mar de Alborán, tanto a la ida como a la vuelta, alcanzó los 29 nudos.

El buque está destinado a la línea de rotación semanal Barcelona-Alicante-Las Palmas-Santa Cruz de Tenerife-Agadir-Barcelona y sustituye al rolón fletado Aegean Heaven, al que supera en más del doble en capacidad.  

El barco, avante y el práctico intentando bajar por la escala de gato

El práctico permaneció asido a la altura del cintón, hasta que finalmente pudo descender

La lancha auxiliar consigue acercarse lo suficiente para que el práctico pueda desembarcar

Listo de maniobra, el buque fue dando avante y ganando velocidad de manera vertiginosa

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto, siempre el puerto. El puerto, puerta de entrada y de salida de la isla. El acontecer portuario como latido del pulso económico de Tenerife, que debe mucho a su existencia. Imágenes de una actividad constante -afortunadamente- que hace posible el abastecimiento, la exportación, el comercio, las comunicaciones interinsulares y una parte de la capacidad turística insular. Ahí queda el testimonio del buen quehacer de Antonio Sáez y de Esteban González. El puerto les une… nos une, mejor dicho.

"Marco Polo" y "Costa Marina" comparten atraque en el muelle Sur

La estampa de un clásico del turismo marítimo, de nuevo en Tenerife

El crucero "Costa Marina" posee una interesante historia marinera

El crucero "Marco Polo" es el último buque de la serie "Iván Franko"

Maniobra del ro-ro "José María Entrecanales", en su segunda escala

El ferry "Sorolla" maniobra entre puntas

Los buques "Sorolla" y "José María Entrecanales" coinciden cada lunes en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

El buque portacontenedores "JSV Yaiza" maniobra en dirección al dique del Este

El ro-ro español "Suar-Vigo", de Flota Suardíaz, pertenece a la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife

Fotos: Antonio Sáez y Esteban González

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El petrolero Tour, abanderado en Malta, descargó un cargamento parcial de crudo para la refinería de Tenerife, realizando sus operaciones, como es habitual en estos casos, en el campo de boyas de la Hondura, terminal propiedad de CEPSA, con la ayuda de los remolcadores asignados.

El citado buque, de 158.719 toneladas de peso muerto, es un petrolero de doble casco, de 274 metros de eslora y 48 metros de manga,  construido en los astilleros Hyundai (Corea del Sur), puesto en servicio en 2007 y asignado código IMO 9364112. Es propiedad de la sociedad Isim Tour Ltd. y de su gerencia se ocupa la sociedad International Tanker Management, con sede en Dubai.

El petrolero maltés "Tour" maniobra en el campo de boyas de CEPSA

Foto: Esteban González