Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el muelle del Arsenal Militar de Las Palmas se encuentra el patrullero oceánico “Amazonas” (P-120), de la Marinha de Guerra de Brasil, en viaje de entrega oficial a su país. Es el primero de una serie de tres buques de la clase “Port of Spain” (CG-50), inicialmente construidos por encargo del Gobierno de Trinidad y Tobago. El contrato, firmado en 2007, sería posteriormente cancelado y después de varias gestiones, el comprador ha sido la Marinha brasileña.

Tras su entrega oficial el 29 de junio en presencia del almirante-jefe del Estado Mayor de la Armada brasileña, Fernando E. Studart Wiemer, el patrullero oceánico “Amazonas” hizo escala el 12 de agosto en Lisboa y, después de Las Palmas, continuará viaje a Mindelo (Cabo Verde), Cotonou (Lagos), Benin (Nigeria), Sao Tomé (Sao Tomé y Príncipe), Natal, Salvador y Río de Janeiro, donde tiene su base.

El patrullero oceánico “Amazonas”, atracado en Las Palmas

El buque “Amazonas” ha sido construido por BAE Systems Maritime en el astillero de Portsmouth, donde permanecía acabado y amarrado desde 2010. Los dos restantes están en fase de armamento en el astillero del Clyde y serán entregados en 2013. El adiestramiento de las tripulaciones se lleva a cabo en la base de Devonport. El contrato firmado posibilita ensamblar otros cinco buques de la misma serie en astilleros brasileños, se informa en medios marítimos militares.

Desplaza 2.450 toneladas a plena carga y son sus principales dimensiones 90,50 m de eslora total, 13,20 m de manga y 4,20 m de calado. Su velocidad máxima es de 25 nudos, propulsado por dos motores MAN y una potencia de 7.500 kw. Su radio de acción de 4.000 millas con una autonomía de 35 días. La tripulación habitual será de 60 personas, aunque en el viaje de entrega van a bordo 81 efectivos. Puede embarcar también medio centenar de grupos de operaciones especiales y para los desembarcos dispone de dos embarcaciones rápidas semirrígidas tipo Pacific 24.

Puente de mando visto desde la banda de babor

Frontal del puente de mando del patrullero oceánico

Del puente hacia proa y el cañón de 30 mm

Cañón de 20 mm situado a la banda de babor

Lancha semirrígida situada a la banda de estribor

El buque es el primero de una serie de tres unidades

El armamento está formado por un cañón a proa de 30 mm, dos cañones de 25 mm a cada banda, dos ametralladoras de 12,7 mm y dos puntos para apoyo de fuego de fusilería de 7,62 mm. Dispone de dos lanzadores de cohetes para iluminar espacios en la noche y en la cubierta de popa puede operar con helicópteros MH-60 “Seahawk”.

En cuanto a electrónica está equipado con un radar Terma Scanter 4100 de banda X y un sistema de gestión de combate Osiris, proporcionado por la firma Ultra Electrónics que, en el futuro, puede ser sustituido por las últimas series del sistema nacional SICOMTA. Del mismo modo que el cañón de proa de 30 mm., que no es habitual en el armamento de la Marinha de Brasil, puede que sea sustituido por un cañón Bofors 40 L/70.

Fotos: Bermaxo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 128 seguidores